sábado, enero 28, 2006

SÁBADO DE LLUVIA

Llueve desde anoche y todo está gris y/o difuminado: el cielo, las antenas que coronan los edificios y el mar, esa franja que puedo ver desde el balcón de casa, azul y plata en otoño, y que ahora simplemente no existe. Y en medio de las visiones monocromáticas se despierta la magia de los sonidos. Un suave crujido de gotas que caen, que resbalan, que fluyen con el viento, que repican una y otra vez en la ventana; hasta los plásticos que cubren los tendederos de ropa son música en este sábado de agua y frío.
La ciudad muda aguarda, duerme, mira desde las calles vacías y los edificios húmedos. Hay tanta quietud y tanta vida agazapada en las ventanas. Es un día de mantas. De sofá y café caliente. De Vallejo y su Piedra negra sobre una piedra blanca (Me moriré en París con aguacero/un día del cual tengo ya el recuerdo), de Nirvana y The man who sold the world. De periódico y sus noticias de nieve y frío en la península (excluiré las de los pactos de conveniencia, estatutos recortados, referendums sin oficio). De Gabo y su confesión: "he dejado de escribir". De buscar palabras deshilvanadas como estás sin otra intención que no sea la de decir que hoy, llueve. Dentro y afuera.
Llueve en los ojos de la ciudad.

Martha Cecilia Cedeño Pérez
Barcelona, enero de 2006

viernes, enero 27, 2006

MOVIMIENTOS SOCIALES: UNA ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA AL CONFLICTO COLOMBIANO

El conflicto colombiano es uno de los más graves del mundo y también, paradójicamente, uno de los más desconocidos por la comunidad internacional en el sentido de que éste suele presentarse como una confrontación simplista entre fuerzas que luchan por el poder. Esta visión compartimentada no deja ver la verdadera hondura de un conflicto cuyas causas reposan en las profundas inequidades sociales de toda clase. La típica ecuación antinómica: muchos tienen poco o nada y pocos tienen todo, no es sólo la fórmula sobre la cual se asienta la perversión del capitalismo y que Marx analizó tan lúcidamente, sino una realidad flagrante en el contexto colombiano y latinoamericano.

Es justamente esa visión sesgada la que parece primar de cara al exterior donde el conflicto colombiano se suele apreciar como una pelea por el poder entre la guerrilla, los narcotraficantes y el Estado; es decir, entre los malos del paseo (los dos primeros) y el protector mesiánico (el segundo) que se erige como el custodio de la seguridad ciudadana, el encargado de mantener el orden, de conseguir la paz a sangre y fuego (terrible paradoja que sin embargo se ajusta a esa mirada maniquea y simplista y a las políticas de seguridad mundial esbozadas en la doctrina Bush). Y eso lo sabe muy bien Álvaro Uribe, el actual presidente que seguramente será reelecto: represión, paramilitarización, recorte de las libertades individuales y colectivas, cero políticas de bienestar social, degradación de los trabajadores, privatización perversa… Posturas a tono con sus ideas de seguridad y mejoramiento social para derrotar al terrorismo y al flagelo de las drogas ilícitas.

Por fortuna hay personas como Héctor Mondragón que se encargan de desvelar esa realidad oculta y manoseada que los medios de comunicación nunca dan a conocer. Una realidad que por un lado habla de políticas institucionalizadas de expolio, de privatización, de apropiación de tierras, de contubernio vergonzoso entre el gobierno y los grupos económicos, y por la otra, de movimientos sociales que con su trabajo a veces silencioso pero constante están abriendo un camino para las competencias democráticas en el país, para encontrar vías que permitan tener fe en que otra Colombia es posible.

Y justamente sobre esos movimientos sociales gira el trabajo que Héctor Mondragón presentó el pasado 17 de enero en el Cerc, patrocinado por el colectivo Maloka y por Justícia i Pau. Moviments socials: una alternativa democràtica al conflicte Colombià, es una aproximación a esos actores que resisten y luchan, pese a las balas, a las masacres, a las desapariciones, a la represión generalizada, por lograr cambiar las condiciones de vida en las que se encuentran desde tiempos inmemoriales.

Movimientos que día a día tejen la fe: los indígenas, los afrocolombianos, los campesinos, los obreros y sus organizaciones sindicales; pero también los movimientos de mujeres, de jóvenes contra la guerra, de estudiantes, etc., muestran cómo dentro del contexto colombiano se crean vías alternativas para el cambio social, para encontrar otros caminos válidos que permitan una salida al conflicto distinta de esa sangrienta que ofrece el actual gobierno.

Héctor presenta en las páginas del cuaderno antes mencionado una visión amplia sobre esos movimientos y su trayectoria dentro del panorama colombiano, enumerando sus luchas y sus logros más sobresalientes y mostrando su vitalidad apabullante, que hace posible soñar con la transformación de una realidad atravesada por profundas desigualdades de toda laya (las condiciones objetivas del conflicto). Y las palabras de Héctor en la presentación del cuadernillo, muy bien editado por Justícia i pau, así lo confirman: se puede perder la esperanza pero no la fé, pese a tener muy claro que la guerra en Colombia nos es "porque haya pobreza, sino porque hay riqueza y todo lo que esté cerca de estos intereses, generalmente de transnacionales, es convertido en objetivo de guerra".

Fotos: Héctor Mondragón en la presentación del cuadernillo sobre movimientos sociales colombianos, y portada del mismo documento.

Martha Cecilia Cedeño Pérez
Barcelona, enero de 2006

jueves, enero 26, 2006

JORNADAS ANTIPATRIARCALES

Allibera't dels murs que t'oprimeixen, construïm una societat antipatriarcal

Jornades antipatriarcals del 28 de gener al 4 de març

dissabte 28 de gener

19h. TALLER DE GÈNERE a càrrec de Justa Revolta
La Guitza, c/Sant Martí, 14. Sant Cugat del Vallès

diumenge 5 de febrer

19h. SITUACIÓ LABORAL DE LA DONA
amb una advocada, una economista i Merche Sanchez, delegada sindical de la SEAT
Ítaca, c/Pallars, 230. Poblenou (Barcelonès)

divendres 10 de febrer

20.30h ADÉU DE L'AMARGI (últim espectacle!) I PICA PICA
a La Torna, c/St Pere Màrtir, 37. Gràcia (Barcelonès)
divendres 17 de febrer

19h. PRESENTACIÓ DE 'NOSALTRES LES DONES', llibre de la CEPC
amb Maria Jesús Izquierdo i la coordinadora del llibre.
Casal Pere IV, Rambla, 69. Sabadell

dissabte 4 de març

20.30h NIT DE TEATRE I MÚSICA amb Rebel'Art i Dolça Lluita, Las Flores Petardas i Glòria. I per acabar una Punxa Discos!
Hi haurà entrepans freds i calents.
Can Vies, c/Jocs Florals, 42. Sants (Barcelonès)

Organitza: Alternativa Estel, CAJEI, CEPC, Dolça Lluita, Dones del Sac, Endavant, Justa Revolta, La Fàbrica Roja, Maulets, MDT.

PASSA-HO!!

AGRICULTURA A COLÒMBIA. ALTERNATIVES ALS CULTIUS DE COCA

El próximo viernes 27 de enero el Colectivo Maloka organiza la presentación del informe de la brigada IPO-Catalunya 2005 sobre Colombia. Habrá una charla a cargo de Javier Orozco, degustación gastronómica colombiana y un video sobre fumigaciones. La siguiente es la invitación que cursa ese importante grupo:

El col.lectiu Maloka us convida a la presentació del´observatori internacional de pau a Catalunya i del´informe el.laborat per un grup de brigadistes sobrela situació de DDHH a la regió del Magdalena Medio (Colòmbia).L´acte tindrà lloc aquest divendres a les19:30 hs en el centre cívic Pati Llimona

Col.lectiu Maloka de solidaritat amb els moviments socials colombians.

MIRADA AGUA DE RÍO

Muy pronto saldrá a la luz el poemario Mirada agua de río de Gabriela de la Peña Astorga, que será editado por Gota de Agua, un estupendo proyecto editorial que día a día borda Jaime Torres Mendoza desde Saltillo (México). Y yo he querido adelantarme a ese magnífico acontecimiento publicando el poema que da el nombre a este primer libro de mi amiga y cómplice de palabras y luchas.


Mirada agua de río
Gabriela de la Peña Astorga
Saltillo


Amo tu mirada porque es agua de río

que recorre mi desierto.

Amo tu mirada
que es espejo noble en el que reflejamos un recuerdo.

Amo el movimiento de tus ojos
que, ya abiertos
ya cerrándose
me hablan como brisa y como viento.

Esos, tus ojos
y esa, tu mirada
son motor que alimenta mi deseo
son motivo que alienta mi verso
y mañana que despierta mis inviernos.

Se abren
Se cierran
Sonríen
Vigilan
Se adormecen
y espabilan…

Son ojos de selva
y mirada del desierto.

Son, a veces,
uno con los míos.

miércoles, enero 25, 2006

HOJAS UNIVERSITARIAS



Acabo de recibir el último número de la Revista Hojas Universitarias que dirige con tino y emoción Isaías Peña Gutiérrez desde la Universidad Central de Bogotá, Colombia. Isaías es profesor de ese importante claustro de estudios superiores y uno de los grandes conocedores de la literatura colombiana e hispanoamericana. Y también un incansable trabajador cultural que a su tarea de ensayista y crítico literario suma la de “formador de escritores” con su estupendo taller de creación, cantera de muchos cuentistas y narradores colombianos.

Pero además Isaías es una persona entrañable, de aquellas que siempre se llevan en el corazón y se evocan con cariño. Recuerdo que le conocí primero en mis años de estudiante de secundaria en el INEM de Neiva, a través de su importante manual de literatura colombiana que mi profesora de castellano nos hacía repasar una y otra vez. No sabía entonces que algunos años después le conocería personalmente y que compartiríamos eventos como una Feria del Libro en Bogotá donde presentamos mi poemario Duermevela y varios encuentros nacionales de escritores organizados por Luis Ernesto Lasso, alma y nervio de todo ese proyecto maravilloso, que año tras año se lleva a cabo en la ciudad de Neiva. Y que años después en otro contexto, disfrutaríamos de un café y de un paseo por las magníficas calles de Barcelona; y que ahora estemos pendientes de unos vinos que el sino se ha negado concedernos.

En este no. 57, Hojas Universitarias presenta en su primera sección sendos artículos sobre temas humanísticos y sociales, dentro de los que se podrían destacar, por ejemplo, “Lo privado y lo público en el pragmatismo de Richard Rorty” de Soraya Vega Díaz, y “De la sexualidad y la mujer en el mundo indígena prehispánico” de Arturo Cifuentes Toro.

En una segunda sección se hace un merecido homenaje a Alejo Carpentier, una de las grandes voces de la literatura hispanoamericana de todos los tiempos. Aquí se podrían resaltar artículos como “Dos formas de asumir lo real maravilloso americano: Alejo Carpentier y José María Arguedas”, de Jessica Rodríguez López; “Alejo Carpentier, París y la música popular cubana: de las circunstancias a la fijeza”, y “Paradojas estético-ideológicas en la obra de Alejo Carpentier”.

En otra sección dedicada a las reseñas y estudios literarios se encuentran trabajos sobre Cortázar, algunas aproximaciones al Quijote, una estupenda lectura amorosa de la obra de Gómez Valderrama que escribe Isaías Peña Gutiérrez, un acercamiento de Betuel Bonilla a la novela Dios puso una sonrisa sobre su rostro del escritor huilense Winston Morales Chávarro, y una interesante mirada a la naturaleza como escenografía asociada en la poesía de Gómez Jattin, elaborada por Valentín Soto.

Encontramos también secciones dedicadas a la poesía, que en esta oportunidad nos presenta unos magníficos versos de Henry Luque Muñoz que me han sorprendido gratamente; al cine “Un trío fílmico contemporáneo” de Luis Carlos Muñoz Sarmiento; a la narrativa, con el cuento “El hombre de la silla azul” de Álvaro Reyes Parada, y por último una reseña de libros.

Aquí pues, una revista estupenda, bien editada, con un contenido que rebasa fronteras y que desvela otras miradas sobre la sociedad, la cultura, el arte, las formas de pensar.

Martha Cecilia Cedeño Pérez
Barcelona, enero de 2006.

lunes, enero 23, 2006

BARACOA

He aquí otro poema de Claudia Fernanda Rivera, mujer de altos vuelos que desde la distancia acompaña mis palabras y mi sentimiento.


BARACOA

Claudia Fernanda Rivera

Baracoa playa de pescadores
mar caribe, mar libre,
mar reproductor.
Lecho tibio de desnudos cuerpos.
La ola roba el beso,
olor a pez, sabor a sal.

Los nombres no cuentan,
el tiempo se rompe,
la vida se recrea.
El ayer es nada,
el hoy, el instante,
el mañana, lo indecible.

Las palabras revientan contra las rocas.
El sol besa al mar en el horizonte,
danzan los alcatraces,
¡El grito es de libertad!

domingo, enero 15, 2006

"MUJERES DE LA VIDA", UN ARTÍCULO DE MANUEL DELGADO RUIZ


Mujeres de la vida
Manuel Delgado
Antropólogo, Universitat de Barcelona

El héroe principal de la modernidad urbana es, sin duda, el transeúnte desconocido, ser indeterminado que pulula sin origen ni destino por ese colosal umbral que es la calle misma. Se trata del flâneur del que Baudelaire hiciera el elogio, paseante ocioso que goza mezclándose con la multitud, viandante sin filiación que se asimila a su vez a la figura no menos inconcreta del llamado hombre de la calle, cuerpo humano sin identidad ni atributos que circula con libertad, sin tener que brindar explicaciones, puesto que ejerce el derecho a definir su subjetividad aparte. El hombre de la calle se identifica, a su vez, con el protagonista del sistema político democrático-liberal: el ciudadano, en cuya actividad se ejecuta la naturaleza del espacio público como lugar al mismo tiempo de comunicación y de circulación.

Ahora bien, el flâneur baudeleriano difícilmente podría ser una flâneuse, puesto que su hábitat natural -la calle- es un dominio usado con libertad sólo por los hombres y controlado por ellos. Todo lo que se pudiera decir sobre el hombre de la calle no sería aplicable a una mujer de la calle que, como se sabe, es algo bien distinto. Una mujer de la calle no es la versión en femenino del hombre de la calle, sino más bien su inversión, su negatividad. Mujer de la calle significa prostituta, mujer situada en el estrato más bajo de la jerarquía moral de las conductas. No es casual que a su trabajo se le llame eufemísticamente hacer la calle. Una mujer de la calle es aquella que confirma las peores sospechas que pueden recaer sobre una mujer que ha sido vista sola, caminando por la vía pública o detenida en una esquina cualquiera. La mujer de la calle es aquella a la que le tiene sin cuidado su reputación, puesto que ésta no puede sufrir ya mayor deterioro. Es la puta callejera, en el escalafón profesional de las meretrices la que ocupa el peldaño más bajo, alguien cuya presencia supone una anomalía que corregir: está sola, ahí, ante todos, luego espera ser acompañada, y acompañada por ese hombre al que espera y en cierto modo convoca.

Lo mismo pasa con la noción de hombre público, término que designa ese personaje que se expone -en el doble sentido de que se visibiliza y de que se arriesga- a relaciones sociales entre extraños basadas en la apariencia y la reserva. En un sentido más restringido, el hombre público es aquel que se entrega a lo público, entendido como dominio de la crítica y la opinión, por lo que le corresponde el deber de rendir cuentas de sus acciones en el momento en que se le requiera. En esta última acepción, el hombre público se identifica con el político o con el profesional que desarrolla su actividad sometido a evaluación por parte de un público de cuyo juicio depende. En cambio, mujer pública se aplica a una persona para la que el calificativo pública indica que es accesible a todos. No es que esa mujer esté en el espacio público, sino que es parte de ese espacio público en que se encuentra, definido precisamente a partir del principio de accesibilidad que en teoría lo rige. Una mujer pública es también, como todo el mundo sabe, una manera de designar a una puta.

Se habla pues de la brutal asimetría en la relación de hombres y mujeres con la calle como espacio al mismo tiempo físico y social, asunto al que, por cierto, alude la exposición On són les dones?, que está a punto de inaugurarse en el Museu Abelló de Mollet del Vallès. Si es un varón, ese ser humano sin nombre que está ahí fuera es el rey de la creación democrática; si es una mujer, convoca sobre sí todo el estigma y la indignidad del mundo. Esa extraordinaria distancia simbólica delata la gran mentira del espacio público, esa superstición que lo supone escenario natural de la igualdad y la justicia democráticas.

La restauración en Barcelona de la antigua ley de vagos y maleantes es la prueba de ello, como lo es de que su Ayuntamiento haya entendido cuál es la regla de oro que debe orientar sus políticas urbanas: total servilismo ante los poderosos -los promotores inmobiliarios, las empresas multinacionales-, severidad máxima con los sectores más vulnerables e inconvenientes de la sociedad. Entre ellos las mujeres de las esquinas y en particular las prostitutas de lo que continúa siendo en secreto el Barrio Chino, que, cerrados la mayoría de bares, pensiones y pisos en que trabajaban, han salido expulsadas a la intemperie en las aceras de la Ronda de Sant Antoni y afean ese paraíso de y para la clase media en que nuestras autoridades querrían ver convertida Barcelona. Conseguido el objetivo de limpiar las calles de esos residuos sociales, se habría logrado al mismo tiempo que esas mujeres entendieran de una vez por todas que la prostituta autónoma -que las hay- y el chulo son personajes del pasado, antiguallas que deben dejar paso al moderno empresariado de las industrias cárnicas humanas, bien integrado en la lógica de las grandes superficies y trabajo en red.

Curiosa forma esta de luchar contra la explotación sexual la de asediar y castigar a las explotadas. La Ordenanza de Medidas para Fomentar y Garantizar la Convivencia -magnífico nombre para esa revisión posmoderna del célebre "la calle es mía"-, en su sección segunda del capítulo 5 -"Utilización del espacio público para la oferta y la demanda de servicios sexuales"- va en dirección contraria de lo que se supone que debería ser el esfuerzo de las instituciones por asegurar lo que esas mujeres -en palabras de Margarita Carreras, una de sus portavoces, o de Isabel Holgado, del colectivo LICIT- quieren y necesitan: acceso a los recursos de que pueden beneficiarse las mujeres maltratadas, cese de las vejaciones procedentes de las propias instancias -sanitarias, asistenciales, policiales- que deberían protegerlas, dar cobijo jurídico gratuito, tarjeta de residencia y de trabajo para las extranjeras, derechos laborales, etcétera.

Escondérnoslas es negarnos la posibilidad y la obligación de mirarle a los ojos o de reojo a la humanidad rotunda y radical que esas mujeres encarnan. No es casual que las hayamos llamado mujeres de la vida. Será porque la vida -la de todos- de algún modo se les parece. Privarnos de su presencia es escamotearnos no sólo su realidad, sino también la metáfora y el resumen de esa existencia que es la suya y es la nuestra, también prostituida y puteada, aunque sea de otras maneras más sutiles y menos atroces.
..................

Artículo aparecido en el diario El País, el 10 de enero de 2006.

Ilustración: dibujo realizado por la niña Luna del Mar Ruiz Cedeño

PRESENTACIÓN DE LIBRO SOBRE MOVIMIENTOS SOCIALES EN COLOMBIA

Dijous 19 de gener de 2006

Lloc CCBB, sala Pati ManningC/ Montealegre, 7 Barcelona
Hora: 19:00
Presentació del llibre: "Moviments Socials, una alternativa al conflicte colombià”.

Projecte realitzatpel col·lectiu Maloka Colòmbia, amb el suport del Fons Catalá de Cooperació al Desenvolupament i l'edició i impressió de Justícia i Pau (Barcelona 2006) “Colòmbia és un país de miracles i un n’és que elsmoviments socials alternatius mantenen la seva vitalitat, la seva creativitat i la seva capacitat demobilització. I ho fan malgrat els milers d’assassinats dels seus dirigents, de les massacres de les seves poblacions i, darrerament, de les detencions massives. Aquesta és la veritat! Aquest llibret és un testimoni d’aquesta altrarealitat; la d’una Colòmbia que es mobilitza iconstrueix camins alternatius d’organització civil que resolguin el conflicte social...”

Autor: Hèctor Mondragón, assessor de la ConvergènciaCamperola, Negra i Indígena. Sociòleg, especialista en política econòmica. Assessor econòmic del Consell Nacional Camperol de Colòmbia (CNC). Autor de diversos llibres: “Colonización y Estrategias de Desarrollo”, “Ciclo, Crisis y Reactivación en Colombia”...

jueves, enero 12, 2006

EL DOPAJE: LA LACRA DEL DEPORTE


Por: Juan Carlos Ruiz Vásquez
Periodista
jcruiz@lavanguardia.es


Por los numerosos casos de dopaje que se conocieron y los recursos de apelación interpuestos ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y la justicia ordinaria en lo pertinente a España, pareciera que el 2005 no fue un buen año para el ‘fair play', especialmente para el ciclismo, el atletismo, el tenis, el fútbol, la halterofilia y el rugby.

Sin el ánimo de caer en la generalización, los casos detectados en los citados deportes no dejan buen sabor de boca si se tiene en cuenta que alguno de los sancionados ya era reincidente.

Ya veremos que varios de los acusados insistirán en su inocencia utilizando para ello todas las instancias posibles. Seguirán argumentando que la metodología utilizada para su detección no es la apropiada y los resultados de los análisis y contraanálisis son pocos convincentes. Las sospechas quedarán ahí en ese manto de humo, a pesar de que para unos el dopaje representará caer en la desgracia, mientras que para otros significará salir del infierno y tocar el cielo, como lo observaremos más adelante.

En el ciclismo, resultaron ‘positivos’ durante el 2005, el salmantino Roberto Heras –ganador de cuatro Vueltas a España-, el alemán Danilo Hondo y el estadounidense Lance Armstrong. Sobre éste último no deja de causar polémica y duda las muestras de orina anónimas conservadas de los tours de Francia de 1998 y 1999. Más concretamente las de 1999 –cuando el norteamericano ganó su primer tour- las que permitieron hallar el positivo, según los análisis realizados por el laboratorio de París, señalado como el descubridor en el 2000 del método para detectar EPO, validado posteriormente por la Unión Ciclista Internacional (UCI) en el 2001.

Tenis y fútbol
En el tenis, los argentinos lideraron la estadística con Guillermo Cañas -positivo por un diurético-, Mariano Hood -acusado de haber consumido ‘finasteride’- y el más triste de todos, Mariano Puerta, finalista del torneo de Roland Garrós 2005. Puerta fue sancionado ocho años tras habérsele detectado en su cuerpo una sustancia estimulante en el control posterior a la final que perdió contra el español Rafael Nadal, el pasado mes de junio. De 27 años, el tenista argentino es claramente reincidente, pues ya había sido suspendido nueve meses en 2004 por consumo de ‘clenbuterol’.

También fue ‘positiva’ por nandrolona, la tenista búlgara de 16 años Sesil Karatantcheva, en un control que le fue practicado durante la pasada edición del torneo parisino de Roland Garros.
Entre tanto, en el fútbol, el portugués Abel Xavier, del Middlesbrough, de 32 años, fue suspendido por la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) tras dar positivo en el control antidopaje en un partido de la Copa UEFA. También fueron descubiertos, los futbolistas mexicanos Salvador Carmona y Aaron Galindo, a quienes se les detectó nandrolona, en la Copa FIFA de Confederaciones.

El mundo del fútbol se asombró con el vídeo del jugador italiano, Fabio Cannavaro. En las imágenes, emitidas por la televisión pública italiana-RAI, se ve al futbolista inyectándose una sustancia desconocida. "Ésta es la prueba de que realmente damos asco...", dice en el vídeo Cannavaro -que ahora juega en la Juventus, equipo que ha tenido problemas con el dopaje. Precisamente, un juez de Turín condenó en el mes de febrero a un año y diez meses de reclusión por fraude deportivo y suministro de fármacos de forma peligrosa para la salud, al jefe de los servicios médicos de la Juventus, Riccardo Agricola. Según la sentencia, Agricola utilizó todos los recursos posibles para obtener mejoras en las prestaciones de los jugadores, entre ellos el uso de la ‘eritropoietina’ (EPO).

La justicia italiana igualmente condenó en el pasado mes de mayo, a prisión por dopaje al ex barcelonista Pep Guardiola. El tribunal de Brescia, ciudad del norte de Italia en cuyo equipo de fútbol jugó Guardiola en la temporada 2001-2002, le sentenció a siete meses de cárcel -que no cumplió al carecer de antecedentes penales- y a una multa de 2.000 euros por dopaje. Los hechos juzgados acaecieron a finales del 2002, cuando Guardiola dio positivo por nandrolona en un control antidopaje tras sendos partidos de Liga del Brescia contra el Piacenza y el Lazio, de Primera División.

Los ídolos también caen
El carrusel de los ídolos caídos, como afirmara en un reportaje el periodista de La Vanguardia, Sergio Heredia, tocó también al plusmarquista mundial de 100 metros, el estadounidense Tim Montgomery y a la velocista norteamericana Chryste Gaines, oro olímpico en los Juegos de Atlanta en el relevo 4x100. Pero a diferencia de otros, el caso de estos deportistas ha causado notable admiración por que a pesar de no haber dado positivo en ningún control, el TAS consideró probada sus culpas por otros testimonios, como el de la velocista Kelli White, quien también fue desposeída de sus títulos mundiales conquistados en París 2003. Ésta atleta reconoció su positivo propiciado por el laboratorio Balco, creador y suministrador de un método de dopaje a más de once atletas norteamericanos sancionados.

En la lista negra, también figuran el triple campeón olímpico de halterofilia, el turco Halil Mutlu, suspendido dos años por nandrolona, junto a su compatriota Sedat Artuc, bronce en Atenas 2004, quien se negó a pasar por un control antidopaje. El jugador del equipo nacional de rugby de las Islas Fiyi, Vilimoni Delasau, igualmente fue suspendido un año por haber dado positivo en un control antidopaje con cannabis.

Del infierno al cielo
Pero, así como hay dopajes para censurar por su método y aplicación, también hay casos para destacar. Me refiero a la ciclista colombiana, María Luisa Calle, que fue despojada en primera instancia de su medalla de bronce conquistada en Atenas 2004. Pues bien, esta mujer logró demostrar ante la Federación Colombiana de Ciclismo, la UCI y el TAS que su positivo se dio tras tomar un medicamento ‘limpio’ que su organismo luego transformó en sustancia prohibida ‘heptaminol’, sin culpa por parte de la deportista. Ante esta situación el COI devolvió la medalla a la ciclista y además entregó una indemnización de 7.500 francos suizos (unos 6.000 dólares) por la equivocación.

También conocimos el caso del base del Ricoh Manresa, Albert Oliver, a quien se le impidió participar en los Juegos Mediterráneos, porque supuestamente se le encontró ‘finasterida’, una sustancia que se usa para combatir la caída del cabello. Al no tener la investigación una fundamentación sólida, la Federación Española de Baloncesto decidió archivar el expediente.

Plan de Lucha
En nuestro entorno, la lucha contra esta lacra del deporte va en serio si tenemos en cuenta el empeño que han puesto las autoridades para sacar adelante el proyecto de ‘Plan de Lucha contra el Dopaje en el Deporte’, que situará a España en un plano de igualdad con los países más avanzados de Europa. Esta ley implicará la reforma del Código Penal, es decir, que de ser aprobada se aplicarán penas de cárcel no sólo para los deportistas, sino para su entorno que en muchos casos son los que propician e incitan “el uso de sustancias o métodos, potencialmente peligrosos para la salud de los deportistas, a fin de mejorar su rendimiento”, según lo expresa del
Comité Olímpico Internacional, en su concepto sobre el dopaje.

También hay que destacar los preparativos que adelantan las autoridades deportivas para la realización de la III Conferencia Mundial Antidopaje, que tendrá lugar en Madrid en el 2007.

Los retos para el 2006
Dos duras papeletas tendrán que enfrentar las autoridades que combaten el dopaje en el planeta durante el presente año. Se trata de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA en Alemania, que se disputará del 9 de junio al 9 de julio y los XX Juegos Olímpicos de Invierno de Torino, que se realizarán en el mes de febrero.

Ante estos eventos deportivos estaremos atentos para observar hasta donde llega el ‘fair play’ y la verdadera concienciación de los deportistas para enfrentar este tipo de retos. Amanecerá y veremos.
.....................................
Juan Carlos Ruiz Vásquez, (Neiva-Huila, Colombia) está vinculado a La Vanguardia.es desde el mes de marzo de 2000. Es licenciado de la facultad de Periodismo de la Fundación Escuela Superior Profesional ‘INPAHU’ de Bogotá; Máster en Comunicación Empresarial, con énfasis en Tecnologías Digitales del Instituto de Educación Continua (IDEC) de la UPF en Barcelona. En su país, ha trabajado en Caracol Radio, RCN Radio, en el Diario ‘La Nación’ y la Oficina de Prensa de la Gobernación del Huila.

Artículo aparecido en el diario La Vanguardia el día 12 de enero de 2006.

lunes, enero 09, 2006

POEMA A LUNA DEL MAR


LUNERINA
A Luna del Mar

Habitas las maravillas detrás del horizonte
y la lluvia rizada de murmullos
y este vientre sembrado de conciertos
una mañana de calles perfectas
y mujeres con abrigo de visón.

Habitas las nubes pintadas
por abuelos lejanos
que añoran tu sonrisa de pájaro
y abrazan el olor de las montañas
y las flores del almendro a orillas del río.

Luna
Lunerina
Luna

Hija de exilios repentinos
raíz de tierra lejana
que huele a vino y a mar.
Habitas desde siempre
la voz que te nombra
y te canta
y te palpa
habitas este cuerpo doble
la otra que desde el espejo
te habla.

Ilustración: "Autorretrato", por Luna del Mar Ruiz Cedeño, mi hija de 5 años.

domingo, enero 08, 2006

MEMORIA

Memoria


Son suficientes seis lunas
para templar los sentidos
y para borrarlos también;
basta recordar la primigenia
hoguera
la piedra
el lago de bosques encendidos.

Los jinetes se cansan
mientras se escurre el alma
y cantamos con Neruda
la eternidad del olvido,
la cortedad del amor.

Son suficientes seis lunas
para hacer de la memoria
una estatua de sal.


Martha Cecilia Cedeño Pérez
Barcelona, enero de 2006

domingo, enero 01, 2006

NO TE ASUMAS CENIZA (Poema de Gabriela de la Peña para iniciar el año nuevo con una hoguera en el ánima y en los ojos)


Ilustración: Jaime Torres Mendoza
Parte de la colección que acompaña al libro
El Jardín de Afrodita, de Editorial Gota de Agua.
Saltillo, Coah; diciembre 2005


Reconozco que tengo un poco olvidado este blog, tanto que hace varios días que no lo actualizo. Pero la verdad es que estaba como el fin de año: cansada, aburrida y con ganas de dejar todo atrás; con ganas de empezar una nueva etapa. Y hoy que ya es 1 de enero me he despertado con nuevos bríos. Quizá porque hace un día espléndido (soleado pero frío) y porque desde el 31 de diciembre del año pasado sólo he recibido buenas noticias para mis, a veces, desplumadas palabras. Y esas buenas noticias tienen una vigía que desde la distancia vela para que el listón no baje: Gabriela de la Peña Astorga. Ella con su amistad y complicidad hará posible un sueño largamente acariciado: la publicación de mi primer libro de poesía en México.


Así que hoy es un día perfecto, iluminado con la claridad del Mediterráneo y enmarcado en un cielo azul y sin nubes. Y aquí, en el corazón, el calor de la esperanza pero sobre todo de la convicción acérrima de que la persistencia y la disciplina son el motor de la creación, cualquiera que ésta sea. ¡Afuera pájaros de mal agüero! ¡Afuera nostalgia endémica! ¡Afuera miedos! ¡Afuera comparaciones, subvaloraciones y lamentos estúpidos!


Y para exorcisar los fantasmas del desespero, de la desesperanza, de la inanición mental, de la rutina de los días que paralizan el cuerpo y el ánima, nada mejor que este poema que me ha enviado Gabriela de la Peña desde su querido Saltillo, un lugar de paisajes abiertos desde donde se siente el aliento del tio Sam amenazador. ¡No te asumas ceniza! No nos asumamas ceniza cuando, en verdad, somos fuego, combustión perpetua.


No te asumas ceniza
Gabriela de la Peña Astorga
Inédito


No te asumas ceniza
ni te pienses habitación sin ventanas.
No te sueñes océano
sin tierra firme.

No te duermas creyendo
que la quimera que imaginas
no es posible,
que el mundo no necesita
de tu mano valiente y decidida.

No te asumas ceniza
no te creas polvo de ayer
no te eches a un lado
como sombra del camino.

No bajes los brazos
inertes y moribundos
sobre tus caderas sin vida.

No cierres los labios
si no es para escuchar
tu susurro interno
y el llanto del mar.

No reprimas
tu grito de guerra
porque es nueva bendita
que otras gargantas necesitan.

No calles tu risa
ni la cambies por gestos
que aunque creas genuinos
en realidad te son ajenos.

Ella, tu sonrisa que da vida
es ya lo bastante milagrosa
como para hipotecarla
en pos de promesas efímeras.

No escondas tu mirada
de paloma o de fuego
detrás de una cortina
de terciopelo añejo.
No es ahí
donde se le necesita con urgencia
ni es allí
donde puede dar fruto en el tiempo.

¡Venga!
Ventila la carcajada
pasea tu canto
generoso y aguerrido.

No impidas que tus manos
construyan el camino

Porque todo eso:

tu voz
tus manos
tu mirada

son todo lo que tienes
y es más que suficiente
para abrazar tus momentos todos
y elevarte más allá
del que imaginas tu destino.