domingo, enero 30, 2011

Gracias

Y entonces fue viernes y me vi rodeada de gente estupenda que en silencio escuchaba mis palabras.  Gente de aquí y de allá. Gente de palabras y miradas y voces quedas. Gente que escribe, ama, ríe, opina, abraza. Gente que acompaña y acaricia con la generosidad  de quien ama la vida, la poesía, la esperanza. ¿Qué más se puede pedir? 
De nuevo en el Aula dels Escriptors de la ACEC, edificio Ateneo Barcelonés, volví a sentirme arropada por personas magníficas cuyos nombres no menciono para no dejar alguno en el olvido.  Trabajadoras de la palabra:  poetas, narradores y narradoras, periodistas e insomnes de madrugada; conocedoras de versos y afectos, de giros, de indicios más allá de piel de las palabras.  Y todas ellas amigas en ese momento de comunión y cercanía en que nos sentimos más próximas en nuestra condición humana.   
Y entonces fue viernes  y la armonía fue voz, manos, sonrisas, palabras.
¡Muchas gracias a todas y todos por acompañarme con esa complicidad generosa y solidaria!

Foto de familia: de izquierda a derecha (sentados) Beatriz Fernández, Antonio Machín, Nieves Escribano y Ambrosio Gallego. De pie:  Guillermo Gaviria, Yolanda Gutiérrez Martos, Anna Benitez del Canto, María Elena Martínez, Alfonso Levi, Josep Anton Soldevila, Mi hija Luna, Sixta Cerquera, Felipe Sérvulo,  Inma Arrabal, María Jesús, Juan Pablo, Isabel Gómez, José Florencio Martínez, María Cecilia Leyva, Rosa Abuchaibe y José Costero.
Momento en el que Alfonso Levi leía con su cálida y armoniosa voz un hermoso texto sobre Amores urbanos escrito por Felipe Sérvulo. (Martha, Felipe y Alfonso)
En el bar del Ateneo: Josep Anton Soldevia, José Florencio Martínez, Ambrosio Gallego, Felipe Sérvulo, Isabel Gómea, Antonio Machín y Sixta Cerquera conversando con la poeta María Elena Martínez

Algunas de las personas asistentes: Marta Binetti, Ma. Elena Martínez, Isabel Gómez, Ernesto Carrión, Juan Guillermo Gaviria, Luna, Joan Kunz, Ambrosio Gallego, Josep Anton Soldevila, José Florencio Martínez, Antonio Machín, Yolanda Gutiérrez y Anna Benitez.

jueves, enero 27, 2011

Amores urbanos en las tertulias del Laberinto de Ariadna

Mañana 28 de enero en el marco de las tertulias que organiza el Laberinto de Ariadna ofreceré un recital sobre Amores urbanos en el Ateneu Barcelonès (Aula de escritores, 5ª planta).  Y el encargado de presentar dicho encuentro es Felipe Sérvulo una persona estupenda y un poeta consumado que me ha abierto las puertas en el magnífico grupo literario que coordina y dinamiza.
Me encantaría contar con la presencia de la gente que siempre me acompaña y con quienes siguen este blog y viven en Barcelona o cercanías. 
Pero no sólo leeré versos de Amores urbanos  sino otros inéditos que hacen parte de un poemario en el que estoy trabajando.
Y para terminar llevaré libros para firmar. 
Os espero a todas y todos.


X
 Maullamos con la nariz
-respira mis latidos-
Asaltamos a gritos la piel
-moja mi lengua-
Hacemos agujeros al tiempo
-calienta mi ánima-
Cabalgamos  los aleros de la noche
-bebe mi espacio de lagos insomnes -
¿No presagias  el goce de los gatos?


En Amores urbanos, Parnass ediciones, Barcelona, 2010.

Día: 28 de enero de 2011
Lugar:  Aula dels Escriptors, Ateneu Barcelonès, 5º planta - Canuda, 8 - Barcelona
Horario:  18.00
Organiza:  El Laberinto de Ariadna
Imparte:  Felipe Sérvulo


miércoles, enero 26, 2011

Buen comienzo...

He empezado muy bien el día: me he quedado encerrada en el ascensor de mi edificio. Espero que termine mejor.  Al menos hoy conoceré el Parlament de Catalunya...

domingo, enero 23, 2011

MIS NIÑAS MUERTAS DE CRISTINA FALLARÁS, PREMIO L’H CONFIDENCIAL 2011

  El Premio se entregará el 26 de marzo en un acto público en la Bòbila
Con Mis niñas muertas, protagonizada por Victoria González, una detective embarazada de 26 semanas con despacho en el Raval barcelonés, la periodista y escritora Cristina Fallarás ha ganado el Premio Internacional de Novela Negra L'H Confidencial 2011. El Premio, promovido por la Biblioteca la Bòbila y convocado por el Ayuntamiento de L'Hospitalet y Roca Editorial, celebra este año su quinta edición.
La novela narra la investigación de la desaparición de dos hermanas de 3 y 5 años, que se convierte en un recorrido por los bajos fondos de la Barcelona más canalla, donde la pedofilia, el tráfico de drogas y la pornografía infantil son moneda corriente. La autora ahonda además en el tema de la maternidad, el abandono infantil y el consumo de estupefacientes en la actualidad.

El jurado está presidido por el teniente de alcalde del Área de Educación y Cultura del Ayuntamiento de L'Hospitalet, Mario Sanz, y formado por la editora Blanca Rosa Roca; la jefa de Bibliotecas de L'Hospitalet, Anna Riera; el director de la Biblioteca la Bòbila, Jordi Canal, y dos lectores apasionados por la novela negra, Ricardo Tormo, del Club de Lectura de Novela Negra, y Paco Camarasa, propietario de la librería Negra y Criminal y comisario de BCNegra.
El jurado destaca el retrato de los bajos fondos barceloneses donde se desarrolla la acción, así como del lenguaje crudo y realista que la autora utiliza para narrar una escalofriante historia en la que se ven involucrados la detective González y su ayudante Jesús, con el contrapunto de la evolución del embarazo de ella.
El premio se entregará en un acto público el próximo 26 de marzo, en la Biblioteca la Bòbila, donde se presentará la obra publicada, con la presencia de la autora.
Cristina Fallarás (Zaragoza, 1968), estudió Ciencias de la Información en la Universidad Autónoma de Barcelona, ha ejercido como periodista en la Cadena Ser, El MundoEl Periódico de Catalunya, Ràdio 4, Com Ràdio, ADN y Factual. Ha colaborado en programas televisivos de las cadenas Cuatro y Antena 3, y actualmente dirige la revista digital Sigueleyendo y trabaja de asesora en temas de comunicación en línea para el sector editorial y los medios de comunicación. Dentro del género negro, Cristina Fallarás ha publicado No acaba la noche (Planeta, 2006) y Así murió el poeta Guadalupe (Alianza, 2009, finalista del Dashiel Hammett, 2010), y ha participado en la antología de relatos Barcelona Noir, para la editorial neoyorquina Akashic Books, que aparecerá el próximo mes de mayo.
En anteriores ediciones, los galardonados con el Premio L'H Confidencial han sido el vasco Ertlanz Gamboa con Caminos cruzados, el cántabro Julián Ibáñez con El baile ha terminado; el argentino Raúl Argemí con Retrato de familia con muerta y el mexicano Joaquín Guerrero-Casasola con Ley garrote.

viernes, enero 21, 2011

Un poema de Darío Jaramillo Agudelo

De la nostalgia, 1

Recuerdo solamente que he olvidado el acento de las más
amadas voces,
y que perdí para siempre el olor de las frutas de la infancia,
el sabor exacto del durazno,
el aleteo del aire frío entre los pinos,
el entusiasmo al descubrir una nuez que ha caído del nogal.
Sortilegios de otro día, que ahora son apenas letanía incolora,
vana convocatoria que no me trae el asombro de ver un colibrí
entre mi cuarto,  como muchas madrugadas de mi infancia.
¿Cómo recuperar ciertas caricias y los más esenciales abrazos?
¿Cómo revivir la más cierta penumbra, iluminada apenas con
la luz de los Beatles,
y como hacer que llueva la misma lluvia que veía caer  a los
trece años?
¿Cómo tornar al éxtasis de sol, a la luz ebria de mis siete años,
al sol maduro de la mora,
a todo aquel territorio desconocido por la muerte,
a esa palpitante luz de la pureza,
a todo esto que soy yo y que ya no es mío?
...
Darío Jaramillo Agudelo, Poemas de amor. Bogotá, El Ancora Editores, 1997

domingo, enero 16, 2011

Las piernas y el metro

Muchas veces te dije que antes de hacerlo había que pensarlo muy bien  
El metro a las ocho de la noche.   El vagón medio lleno. Hombres y mujeres con vestidos oscuros y caras de hartazgo. Seres agobiados por el sopor de un domingo que llega a su fin. Mañana es día de trabajo, para algunos. Frente a mí una pareja de ancianos alisa las arrugas de sus manos -las del alma son imperceptibles. Y  junto a ellos  un joven de panza rotunda y pendiente de pirata en su oreja izquierda, escucha música. Más allá, sentada en sus pensamientos, va una mujer. Tiene unos ojos preciosos que parecen observar  un infinito inexistente.
que a esta unión de nosotros le hacía falta carne e ilusión tan bien que no bastaba que me entendieras y que murieras por mí
"Plaça de Sants", anuncia una voz metálica.  La puerta se abre y escupe pasajeros y pasajeras que se componen los abrigos, se ajustan las bufandas, se cuelgan bien los bolsos.  Y casi al instante entran nuevos seres que después de echar un vistazo general ocupan los asientos vacíos, los espacios despejados.  
que no bastaba que en mis fracasos yo me refugiara en ti. Y ahora vez lo que pasó al fin nació, al pasar de los años, el tremendo cansancio que provoco en ti  y aunque es penoso lo tienes que decir
De repente el  chico del pendiente deja a un lado la música y mira absorto hacia la puerta que acaba de cerrarse. Sus ojos son un par de ascuas.  Y lo mismo hace el hombre mayor y otro que va justo a mi lado y  la mujer de ojos preciosos y la anciana de manos arrugadas y dos chavales que están más allá junto a la puerta y un hombre de mediana edad de americana impoluta y unas chicas rubias que silencian por un momento su conversación.
Por mi parte esperaba que un día el tiempo se hiciera cargo del fin  si así no hubiera sido yo habría seguido jugando a hacerte feliz y aunque el llanto es amargo piensa en los años que tienes para vivir
que mi dolor no es menos y lo peor es que ya no puedo sentir...
Y Junto a mis ojos pasan ellas. Un par de piernas, largas, contorneadas, perfectas.  Las miro con disimulo y con ¿envidia? Muy pocos se fijan en el rostro de su dueña. Un rostro limpio, despejado y altivo. Estoy segura que ella sabe la reacción que despiertan sus extremidades y no le importa. Si yo tuviese un par de piernas como las suyas haría lo mismo...


miércoles, enero 12, 2011

Imágenes de La Alpujarra

Allí, en ese lugar de valles y  pueblos blancos engarzados en los barrancos,  de líneas sinuosas y abruptas plenas de belleza, de montes escondidos en los ojos de cabras salvajes y perdices; allí en las faldas del sur de Sierra Nevada, el aire es transparente y la mirada abierta y la vida sencilla y el paisaje una maravilla que se mece en la luz del día... 
En las alturas  Pampaneira, Bubión, Capileira y junto a la niebla movediza y blanca, Trevélez:




domingo, enero 09, 2011

Poema sin título

Vivo un tiempo de andamios rotos
-teclados oscuros en el paso
de las horas-.
El  cuerpo se fragmenta
impotente
en las herrumbrosas noches
al filo del insomnio.
En este tiempo de agujas
y gritos metálicos
presagio tu voz
tus manos
tu sexo rotundo.

martes, enero 04, 2011

La Alhambra

Hablar de la belleza de la Alhambra es casi un pleonasmo. Esta maravilla en sí misma tiene un valor estético e histórico inmenso. Aquí las palabras sobran, se convierten en muletillas inútiles, en artilugios incapaces de describir al menos un poco su  magnífico perfil y las formas que la llenan.  
Es una pena que se deba visitar tan deprisa, sin tiempo para detenerse en sus magníficos detalles, en la conformación de sus espacios y los objetos que lo llenan, en la placidez del agua con sus múltiples formas y  en los olores que embriagan los sentidos. Allí en medio de turistas hambrientos de imágenes fáciles me sentí desbordada por el reloj que anunciaba la entrada al palacio de los Nazaríes a las tres de la tarde. Me sentí acosada por los recorridos enmarcados dentro de tiempos veloces en los que apenas queda un momento para fijarse en las cosas triviales.  Pese a ello intenté aproximarme a aquellos resquicios en los que la belleza trasciende las fronteras de la vulgaridad, los entresijos perversos del tiempo. Me gustaría que algo de ello se pudiese ver en estas fotos...