martes, diciembre 27, 2005

EL INTELECTUAL Y EL POLÍTICO

Retomo este artículo que Antonio Caballero, uno de los grandes periodistas colombianos, ha escrito en su columna de la revista Semana, porque me parece que refleja como ningún otro el papel del intelectual en la realidad que le rodea. Una lección que personajes tan importantes como Gabriel García Márquez han olvidado (y no me refiero solamente al lamentable papel que desempeñó hace unos años al prestarse para un spot publicitario donde se apoyaba la candidatura del inepto y frívolo Andrés Pastrana a la presidencia de la república de Colombia). Y como nuestro nóbel hay un sinúmero de "intelectuales" que aparcan su pensamiento en los rincones de la comodidad, o mejor, del interés particular.


El intelectual y el político

Harold Pinter nos acaba de recordar, en su irónico y amargo y sardónico discurso de recepción del premio Nobel de Literatura, cuál debe ser la función del intelectual en la sociedad: la denuncia de la mentira.
Por Antonio Caballero

Y, de pasada, cuál es la utilidad de los grandes premios literarios: darle al premiado una tribuna desde la cual ejercer la función de intelectual.
Pues el propio Pinter, hasta dónde yo sé, no había sido nunca un intelectual "profesional", por decirlo así. Su oficio es el de dramaturgo, y tanto en sus piezas de teatro como en sus guiones de cine su principal característica es la ambigüedad, que es lo propio del arte. De entrada lo dice en su discurso: "Una cosa no es necesariamente o verdadera o falsa; puede ser a la vez verdadera y falsa". Pero eso que predica y practica en su arte de escritor no lo puede aceptar en tanto que ciudadano: "Como ciudadano tengo que preguntar: ¿qué es verdadero? ¿Qué es falso?".
Pregunto yo a mi vez: ¿qué es un intelectual? Un ciudadano que opina libremente, y públicamente, sobre lo público; pero que no es un político. Suele ser un escritor: un poeta como Quevedo, un filósofo como Kant, un novelista como Dostoievski, o un periodista como Camus. Pero puede ser un músico (Wagner); o un científico (Einstein); o incluso un cura (el Papa, digamos, cuando no pontifica: o sea, cuando no hace política). Con respecto al escritor dice Pinter que "no encuentra refugio a no ser que mienta; y en ese caso podría decirse que se ha convertido en un político". Es lo contrario de un intelectual, cuya función es justamente la de denunciar la mentira del político: la mentira del poder.
Intelectual es Sócrates, o el profeta Jeremías, o el Zola del Yo acuso, o el Orwell del Homenaje a Cataluña: el que denuncia la mentira que es necesaria para el político. Intelectual es el niño aquel del cuento que se atrevió a decir, públicamente, que el Emperador iba desnudo.
Julien Benda, en su célebre ensayo de hace ya casi un siglo, La traición de los clérigos ( o sea, de los intelectuales), explica que estos se traicionan a sí mismos cuando no dicen toda la verdad sin preocuparse de las consecuencias. O sea: cuando se convierten en políticos.
En su discurso de intelectual Harold Pinter denunció en particular las mentiras políticas de los gobiernos de los Estados Unidos, porque, dijo, han sido mentiras creídas: han convencido a casi a todo el mundo, en una "brillante, ingeniosa y exitosísima operación de hipnotismo" durante el último medio siglo. El secreto, señaló Pinter, estriba en la hábil utilización de las palabras "el pueblo norteamericano". Como en la frase "le digo al pueblo norteamericano que hay que defender los derechos del pueblo norteamericano y le pido al pueblo norteamericano que confíe en las decisiones que su presidente toma por el bien del pueblo norteamericano". Y no acababa Pinter de terminar esa parodia de frase de presidente norteamericano cuando el de verdad, George W. Bush, salió a hacer una parodia de la parodia diciendo que le parecía "un acto vergonzoso" el de quien (intelectual sin duda, aunque por ahora anónimo) le reveló a la prensa norteamericana que su gobierno espía a sus ciudadanos, practica la tortura de los prisioneros de guerra y tiene cárceles secretas en medio mundo. Acto vergonzoso porque, aseguró Bush, esas cosas inmorales, ilegales y violatorias de la Constitución (y que por eso se hacen de manera clandestina) son necesarias mientras exista "la amenaza continua de un enemigo que quiere matar a ciudadanos norteamericanos".
Hace dos o tres días, en el bus, oí a una muchachita que le decía a su amiga:
-Es demasiado cierto para ser verdad ¿no? Sí.
Y es una buena descripción de lo que debe decir siempre el intelectual: aquello que es demasiado cierto para ser verdad, y que por consiguiente el político no dice nunca.

lunes, diciembre 26, 2005

EL METRO Y EL AZAR

Ese martes de diciembre salí temprano de casa porque tenía una entrevista de trabajo a las 11 de la mañana. Así que después de abrigarme lo necesario para hacer frente al frío húmedo que parecía meterse en los huesos, me dirigí hasta la estación de metro más cercana. Y mientras me aproximaba hasta allí con paso ligero, observaba a la gente enjuta casi comprimida sobre si misma. Todas las personas parecían ir de prisa y con la misma cara de frío. Antes de llegar a la estación me fijé en un hombre que iba delante de mi. Era moreno y de estatura media y llevaba una caja azul en la mano.

Bajé las escaleras para adentrarme en el subterráneo, compré un ticket de 10 viajes y procedí a validarlo; ya en el andén donde se agarra el metro volví a ver el hombre de la caja azul. Tenía las cejas pobladas y unos ojos profundamente negros. Llevaba vaqueros desgastados y una chaqueta en tonos negros y azules. Parecía de la india o de Pakistán.

Cuando llegó el metro ambos corrimos hacia la misma dirección pero yo giré la perilla para abrir la puerta y entrar. Ví dos asientos desocupados en el costado izquierdo. Me senté en el del pasillo. No me quité el abrigo porque me bajaba pronto, así que me acomodé como pude mientras puse el bolso en el regazo y cogí uno de los libros que siempre porto conmigo para leer cuando viajo en el subway. Esta vez llevaba las Ciudades Invisibles de Italo Calvino. De repente me fijé en la persona que se había sentado a mi lado. Era un hombre joven, moreno y llevaba una caja azul en el regazo. Tenía unas manos grandes y unas uñas descuidadas. Miraba hacia la negrura de la ventana. Propera parada Rocafort, dijo la voz gangosa que se escuchaba por los altoparlantes.

Alisté mis cosas mientras me levantaba para buscar la salida. El hombre de la caja azul hizo lo mismo. Salió detrás de mí pero en el pasillo me rebasó. Lo pude ver nuevamente de espaldas con sus pasos seguros y ligeros.

Una vez afuera busqué la dirección de la empresa en la cual tenía la entrevista de trabajo -a la que llegué después de dar unas vueltas de más. Me esperaba una joven de hierros en los dientes y aliento de cocodrilo. Me llamo Montse, me dijo con una voz que intentaba ser cálida. La entrevista fue un monólogo y el trabajo era una mierda (muy a tono con la precariedad laboral de este país). Así que después de unos cuantas preguntas yo me dí cuenta que estaba en el lugar equivocado y ella, que yo era la persona equivocada. Un curriculum demasiado brillante para una labor que solamente exigía dos cosas: hablar fluidamente el catalán y tener un sentido muy alto de resignación - o mucha necesidad- para aceptar una situación de flagrante explotación.

Salí con un nudo en el estomágo y con ganas de estrangular a todos los empresarios sin escrúpulos, a los que trazan las políticas laborales, a los que dicen que, en efecto, España es un país desarrollado con uno altos índices de bienestar social. Pero sobre todo salí con una rabia inmensa y con la convicción de que en lo posible no engrosaría las listas de la vergüenza, aquellas que hablan de una precariedad laboral aguda que se nutre, sobre todo, de jóvenes preparados y preparadas como yo, sean autóctonos o extranjeros (claro, haciendo la salvedad de que estos últimos tenemos más posibilidades de hacer parte de ellas).

De vuelta a la estación de metro para regresar a casa, me fijé en las calles adornadas con motivos navideños, en los hombres y mujeres vestidos con ropas de tonos oscuros que entraban o salían de las tiendas y centros comerciales cargados con bolsas de compras. "Falda ibicenca, 25 euros". "En liquidación por jubilación". "Todo a 60 y más". Caminé despacio mirándolo todo con curiosidad y con una sonrisa de escepticismo en los labios. Me gustó sentir el frío en la cara, escuchar el ruido de los coches, el murmullo de la gente, y la musiquilla de un papa noel (que se está apoderando de las fiestas decembrinas de esta ciudad), puesto en la puerta de una tienda de ropa formal, que tenía unos cascabeles en la mano y hacía un incesante movimiento de péndulo.

Crucé una calle antes entrar en la boca del metro. Validé el ticket y esperé al gusano de los agujeros oscuros. Venía vacío. Abrí la puerta y me senté en uno de los asientos. No quise sacar el libro sino que me dediqué a mirar por enésima vez el esquema de las paradas de esa lína del metro, pintado encima de las puertas. Me envolvía una sensanción extraña de cansancio y hastío. De repente miré hacia la ventana oscura y percibí que venía una persona a mi lado. Era un hombre joven, moreno y llevaba una caja azul en el regazo.
.
Fue un momento extraño. Me fijé en la caja azul (pude darme cuenta que contenía un decodificador de televisión digital terrestre -TDT) y casi inconscientemente fuí subiendo la mirada hasta toparme con los ojos del hombre. Ambos nos observamos con un gesto de sorpresa. Me dí cuenta que era el mismo hombre que había compartido conmigo dos horas antes el asiento y él, seguramente, también se percató de que yo era la misma chica del abrigo negro y la bufanda rosa y lila, al lado de la cual se había sentado. Era, en efecto, una rara coincidencia, una de esas situaciones azarosas que suceden una vez cada millón de veces; era algo así como acertar con un número de la lotería. La voz gangosa anunció la parada Can Serra y me dispuse a bajar. El hombre salió corriendo y subió por las escaleras mecánicas...
.
Situación curiosa y extraña que sin embargo me iluminó el día y me devolvío la fe en los imposibles. Y es que sólo en el espacio público pueden suceder esos encuentros entre extraños, esas situaciones azarosas increíbles. Pues allí todo es especulación: de usos, de sentidos, de situaciones, de encuentros, de movimientos...
Martha Cecilia Cedeño Pérez

NI GUERRA NI GUANTÁNAMO GLOBAL

Manifestació, 18 de març de 2006: Ni guerra ni Guantánamo global

A l’assemblea especial de la Plataforma Aturem la Guerra, el 15 de desembre, hi van participar, en total, unes 25 persones, de partits i sindicats, així com de diversos col·lectius i entitats.

El tema central va ser la mobilització internacional del cap de setmana del 18 i 19 de març, el tercer aniversari de l’inici de la guerra contra l’Iraq.

L’última crida per aquesta acció ha estat la conferència internacional per la pau, celebrada a Londres el 10 de desembre, on unes 1.500 persones del moviment antiguerra de Gran Bretanya, així com d’EUA i arreu del món, van reunir-se amb representants de la resistència iraquiana. És una mostra més que el moviment internacional contra la guerra a l’Iraq segueix viu, actiu, i és totalment necessari.

A l’assemblea de la plataforma, vam acordar els següents punts:

Manifestació, el dissabte 18 de març, a la tarda.Demandes (encara s’han de polir els lemes exactes): aturem la guerra; fora les forces d’ocupació/retirada immediata de les forces d’ocupació; no als vols de la tortura/no al Guantánamo global.
Jornades, probablement el dissabte 25 de febrerPer escalfar motors per a la mani. Proposem dues sessions.1. Sobre la situació a l’Orient Mitjà (Robert Fisk no pot venir; estem buscant altre ponent semblant). 2. Sobre el moviment antiguerra, incloent un(a) ponent d’EUA (encara estem negociant per veure si pot venir la Cindy Sheehan; si no pot ser ella, sembla que sí tindrem un altre representant del moviment d’allà).
Accions locals (on sigui possible) la nit del divendres 17 de març.A proposta dels representants de la Plataforma de Molins de Rei, vam acordar animar als grups locals a reactivar-se, on han deixat de reunir-se, i a convocar concentracions la nit del divendres 17 de març.
Celebrarem la propera assemblea general de la Plataforma el dijous 19 de gener, a les 19.30h, a Sodepau, (Ptge. del Crèdit 7, pral. Metro Liceu o Jaume I)
Es celebrarà una comissió per avançar detalls de les jornades, el dimecres 11 de gener, també a les 19.30h, a Sodepau.

Per resumir:

La guerra continua matant gent, nosaltres també continuem mobilitzant-nos.
Hi ha molta gent a Barcelona i comarques que s’oposa a la guerra. Si comencem a treballar ara (o sigui, des de principis d’any), el 18 de març tindrem una bona manifestació a favor d’un món més just i en pau.

jueves, diciembre 22, 2005

ELOGIO AL CAGANER


Mi primera visión del Caganer fue en un belén (léase pesebre, nacimiento) que había en un conocido centro comercial de la zona alta de Barcelona (Pedralbes). Recuerdo exactamente el momento porque mi esposo y yo acabábamos de llegar a la ciudad y nos sentíamos unos completos extraños, outsiders en unas calles perfectas con sus coches de lujo y sus mujeres con abrigos de visón. En esas circunstancias nos dedicábamos a pasear por los alrededores mientras ojeábamos escaparates y nos torturábamos haciendo la conversión de pesetas a nuestros modestos pesos colombianos (una conversión 12 a 1: por un peso 12 pesetas), teniendo la absoluta certeza de que jamás podríamos comprar alguno de esos abrigos o zapatos que estaban expuestos sin condenarnos a vivir en la mendicidad.


Así que los días previos a esa navidad de cambio de milenio fueron muy prolijos para los ojos. Éramos, en efecto, flâneurs recién llegados dedicados completamente al ejercicio de la observación silenciosa y comentada, a mirar los cuerpos y los rostros de la gente siempre de prisa y ocupada con bolsas de compra. Siempre nos sorprendíamos y acabábamos comentando sobre el ímpetu consumista de nuevos ricos de esa sociedad en la que nos encontrábamos. En realidad sentíamos una profunda decepción por la superficialidad que parecía llenarlo todo, por la falta de calor humano, por la ausencia de ese espíritu navideño al que estábamos acostumbrados.


Por fortuna, mientras realizábamos unas de esos paseos por los alrededores, nos topamos con aquel belén aparentemente similar al que se hacía en nuestro país. “Es muy plano, faltan las montañas”, decía mi esposo. “Sí faltan más animales, más ambientación”, decía yo. Y fue entonces cuando vimos la maravilla: una figura con barretina y traje de pastor que estaba haciendo sus necesidades fisiológicas, es decir, cagando. Y estaba puesta allí, en medio de las imágenes tradicionales y las ovejas. Mira esto ¿no es fantástico?, exclamábamos los dos mientras nos reíamos. Fue un descubrimiento estupendo que nos llevó a realizar toda suerte de interpretaciones sobre el significado de esa figura totalmente humana y real en medio de un paisaje “santificado”. “Este hombre se caga en todo”, dijo mi esposo. “Si, y a la vez lo salva todo”, dije.

En ese entonces no sabíamos que el Caganer está presente desde hace más de cinco siglos en los pesebres de Catalunya, como lo demuestran las representaciones de su figura en algunas esculturas religiosas catalanas. El Caganer también aparece en la obra de Joan Miró, y en belenes de Murcia, Portugal o Nápoles desde tiempo lejanos (allí son conocidos como cagones, cagoes y cacote o pastore que che caca).

En Catalunya es inconcebible un pesebre que no tenga la figura del Caganer, ese pastor que abona la tierra devolviéndole lo que ésta le ha dado, y que bien puede tomar la fisonomía de políticos, deportistas, o de príncipes, todos ellos en la misma posición que los iguala con los demás mortales. Gente que caga.

Pero esa figura tradicional también tiene sus detractores: personas que consideran que es una imagen de mal gusto, de irreverencia religiosa… o políticos (de derechas, de izquierdas y de centro) que piensan que va en contravía de la cacareada ordenanza cívica que prohíbe hacer las necesidades en la vía pública y que seguramente se aprobará, pese al inconformismo de la mayoría de la población de Barcelona. Esa era la razón que alegaban para que no se pusiera el Caganer en el pesebre de la plaza de Sant Jaume que depende del ayuntamiento barcelonés. Para evitar la mierda nada mejor que eliminar todo lo que incite a ella, así no cundirá el mal ejemplo y la gente no cagará en la calle. Se elimina por decreto, sin los Mossos, lo escatológico que simboliza el Caganer. Por fortuna primó la razón sobre la estupidez y finalmente, el humilde pastor está allí haciendo las necesidades a la vista de todos, recordando también uno de los rasgos más importantes del carácter catalán: esa tendencia a una escatología que lo subvierte todo, en cuyo fondo está vivo un profundo sentido desmitificador.

Yo confieso públicamente mi admiración por el Caganer. ¡Me encanta! Tanto que, desde el momento de conocerlo, le hemos reservado un lugar destacado en el pesebre que cada año hacemos en casa. Ah, y también lo hemos llevado a otras latitudes. ¡Aún recuerdo la cara de nuestros familiares cuando pusimos uno en aquel Belén que hicimos en casa de mi hermana en el año 2001! Era una sensación extraña por toda la paradoja que implica allí, en Colombia, donde todavía se está lejos de una visión laica de la realidad, y donde se habla de los fluidos, despojos y ciertas partes corporales con eufemismos (por ejemplo no se dice cagar sino “hacer del cuerpo”, “ensuciar”; no se dice culo sino “cola”, “rabo”, “trasero”). Así que poner el Caganer en ese pesebre era literalmente cagarse en todo, en el sentido de que se desmitificaba el paisaje tradicional de la Sagrada Familia. Era también poner un toque de la más elemental humanidad que nos acerca y nos iguala a todos y a todas.


Confieso también que me identifico con el Caganer y que, desde que lo conozco, quiero más a esta nación que nos acogió sin reverencias.



¡Visca el Caganer!
¡Visca Catalunya!
.

miércoles, diciembre 21, 2005

NAVIDAD - NADAL - CHRISTMAS: ¿FELICES COMPRAS?


Confieso que me agobian las fiestas de fin de año con sus luces superficiales, sus abrazos fingidos, sus deseos de prosperidad, paz y felicidad. Palabras manoseadas, torturadas, abandonadas, huecas. Me agobian los centros comerciales atestados, las calles llenas de bolsas de compra que llevan cuerpos cuya alma es el consumo desaforado. Detesto el aroma rancio de los regalos que se dan por cumplir o por impresionar o por llenar el agujero de la existencia.
Me niego a hacer parte de la fiesta del consumo, por eso no compro, no vendo, no regalo. Me niego a llevar siempre la risa de felicidad impuesta y los buenos deseos en los ojos. Me niego a olvidar las noches estrelladas en que el Niño Dios bajaba por una cuerda y llegaba hasta mi cama (mi padre en calzoncillos no hizo que yo dejara de creer en ese ser fantástico que siempre atendía mis peticiones de chiquilla). Me niego a olvidar también que hubo una época en que no existía la barbie, ni los muñecos que mean, ni los ordenadores con ranas saltarinas. Me niego a dejarme llevar por el vértigo de los objetos materiales. Me niego a celebrar una fiesta global signada por la ley de la oferta y la demanda.
Celebro, sin embargo, el canto de mi Luna y su risa que ilumina las noches de diciembre; la mirada de mi compañero-cómplice de viaje y una cena para tres a la luz de las velas; el abrazo a tiempo; el vino que calienta el cuerpo y el ánima; la palabra que llega desde la distancia para afinar los días.
Celebro estar viva, sentir, y, porqué no, hablar con la nostalgia que se niega a abandonarme después de seis largos años de ausencia.
Celebro tener memoria y recordar los colores vitales de mi infancia, el olor de la noche buena, las risas de padre, los ojos de madre, la música de Guillermo Buitrago, los buenos deseos de los vecinos, los vallenatos de César, el baile de Juancho, la risa de Lina, la ternura de Mariela y los ojos claros de la abuela espantando las penas en el marco de la puerta.
Célebro el poder de la simplicidad, de esas cosas elementales que nos recuerdan que una vez fuimos humanos, y que ahora parecen reposar en el fondo de los bolsillos.

martes, diciembre 20, 2005

MONTERREY

Ana Zuleika hace una pausa y nos envía, a Gabriela de la Peña Astorga y a mí, este poema que ambas publicamos seguras de que su autora se sentirá, como mínimo, complacida. Desde su casa al pie de los acantilados, mientras mira el horizonte azul, Ana espera con paciencia que sus palabras no sean borradas por la lengua de los tiempos rotos.
.
Monterrey
Ana Zuleika
15 dic. 2005
.
Quiero ver el paso del tiempo
quiero palpar, escuchar
oler, gustar
los días idos
las tardes muertas
el reloj avanzando sin mi presencia.
Es extraño este aire
de ayer y de mañana
un hoy extraviado
que no atino a descifrar.
No, No vuelvo,
No a ese dolor.
Tengo
en otro lado
otros latidos
y otros verbos
otros retos
y otras ventanas
para mirar el horizonte.
Lo mismo y diferente,
Lo mismo y sin espacio.
Mi espacio...ese viaja conmigo
despierta y bosteza
desde mi cama,
una cama pequeña con su almohada.
Qué gracioso,
todo ha cambiado.
La vida es sin duda un juego de azar.
El punto de partida
se pierde en el pasado
en el punto de mi tiempo otro
en que hubo coincidencias
que no pude ver
en plenitud en su momento.
Quedarse, irse
partir, volver:
es todo la misma cosa.
No me importa más
tener claro para mis entrañas
en cuál de estos estados estoy.
ESTOY
eso es ya suficiente.
Estoy:
Yéndome
regresando
de partida
de vuelta.
In between
In the meanwhile
en transición
en trance
en camino
sobre la carretera.
¿Hay un momento en el que se sienta
que se ha pisado tierra,
se ha tocado puerto,
se ha arribado, finalmente,
a algún lado?
Romper el cordón de oro
migrar definitivamente
hacer la vida en otro lado...
Nacer, ¿porqué no? de nuevo
a un nuevo mundo
y en un nuevo paisaje.
Vida otra
en lugar otro
que nada tenga que ver
con lo que he conocido
u olido
tocado
soñado
abandonado
con el corazón en mil pedazos.
Basta de sueños rotos,
de amaneceres que no culminan,
de realidades postergadas
y esperanzas resucitadas.
Good bye, my dearest everything.
I used to love you,
but pain is not the way.

SEDUCCIÓN

Clau: te dije que publicaría tus versos pese a que dijiste que te daba vergüenza que alguien los leyera. Creo que no tienes razón. Son preciosos. Y en especial este poema. Amiga, la muerte también es la vida. Y ella es lo único cierto en medio de tanta realidad de hojalata, de tantas palabras desgastadas, de tanto consumo hiperbólico, de tanta banalidad. O si no que lo diga Ana Zuleika o Gabriela de la Peña o tantas otras mujeres y hombres que escriben para exorcisar a la famélica que vigila detrás de la puerta.


SEDUCCIÓN
Claudia Fernanda Rivera


Acaricio la muerte.
Se sienta al lado
y me seduce...
Le doy un sí incierto
y desaparece.
Me asalta en los autobuses,
se balancea en las ramas de los árboles,
en los balcones de la vida,
fisgonea tras las ventanas,
acecha mi soledad.
Duerme a mi lado y espera...
A veces se irrita y amenaza con no volver,
la tomo en mi regazo,
suspira en el entresueño,
porque, sabe,
ya tiene la partida ganada
.

sábado, diciembre 17, 2005

DE EXILIOS Y PARTIDAS

Buscando entre notas, hojas sueltas y algún que otro recuerdo, encontré estos poemas que hablan sobre la partida, sobre el dolor de la ausencia y el desdoblamiento que experimentamos quienes nos sentimos de todas partes y de ninguna. Ese raro sentimiento que nos deja casi en un intersticio, en un entredos, no somos de aquí ni somos de allá, como dice la canción de Facundo Cabral.

OTREDAD

Eres extranjero en tu casa
y sombra en la calle
lejana.
Transeúnte silencioso
con su exilio a cuestas.


HUELLAS

Las calles de la infancia
sólo existen en los recuerdos
oxidados
y en el olor antiguo de los cuadernos
deshechos.
Al otro lado del tiempo
ya no somos hijos de la
casa

Nuestros pasos borrados
yacen al filo del olvido.


VOLVER


Planeamos sobre los recuerdos
y no hay olores de infancia
ni manos que abrasen el tiempo
ni risas que orienten las
esquinas
sólo calles plenas de cuchillos
y miradas rotas
Perfiles muertos en la
memoria
y el exacto sentido de ser
Intrusos en la casa.

Martha Cecilia Cedeño Pérez

MUJER III: UN POEMA DE CLAUDIA FERNANDA RIVERA HERNÁNDEZ

La primera vez que ví a Claudia Fernanda Rivera Hernández fue en la casa del teatro (Casatheus) de Neiva, mi ciudad. Corrían los primeros años de la década de los 90. Ella empezaba su carrera universitaria y yo ya la había terminado. Era -es- ciertamente una muchacha hermosa, pero sobre todo inteligente y capaz. En ese entonces no éramos amigas, sólo nos veíamos con ojos de recelo. Fue en 1995 cuando nos conocimos en el marco de un Encuentro Nacional de Escritores que organizaba Luís Ernesto Lasso, y de ese primer sentimiento de desconfianza surgió una amistad que perdura en el tiempo y en el espacio.


Con Clau compartimos muchas cosas: la pasión por el arte y la literatura, los programas radiales en los que hablabamos de poesía, de cuentos y novelas pero también de política, de historia, y, sobre todo, de reinvindicaciones sociales; la Revista Región y Cultura, la organización del Día de la Mujer y del Encuentro Nacional de Escritores en 1999. También hemos vivido momentos fundamentales como nuestro viaje a Santiago de Cuba en Julio de 1995 para participar en un Festival Internacional de Cultura, el viaje a Tierradentro y posteriormente, unos días espléndidos en Granada donde ella y Luis Ernesto fueron unos estupendos guías y anfitriones. De su mano recorrimos la maravillosa Alahambra y sentimos el aroma del Generalife.
.
Con Clau hemos compartido también las lágrimas, las esperanzas, los sueños, la impotencia, la rabia, la alegría, la música, el vino, las palabras, como éstas que ella me ha enviado desde Bogotá y que dedico muy especialmente a Gabriela de la Peña y a todas las mujeres que día a día luchan por abrirse un espacio en un mundo que todavía es dominio masculino, por escapar de los moldes que parecen habernos perfilado desde siempre, por levantar su voz y encontrar el camino en medio de un poder omnipotente que asfixia y traza rutas; mujeres que luchan por conciliar el amor con el deseo, el cuerpo con la casa, el "deber ser" con el querer; mujeres que reinvindican su derecho a elegir, a actuar con libertad, a vivir por encima de preceptos judeocristianos y de la culpa milenaria. Mujeres que viven, que gozan, que trabajan, que estudian, que escriben, que aman, que sienten...
.
MUJER III
Claudia Fernanda Rivera Hernández
.
No bastó Sor Juana
con su Carta a Sorfilotea
escrita a hurtadillas.
Ni la Gaitana
Vengando la muerte de su hijo
en los ojos del español ensartado.
Ni Helena en Itaca
desbaratando mortajas
en cada noche de espera.
Ni sherezada en oriente
con sus mil y unos cuentos.
Ni el miedo de Virginia al matrimonio
ahogándose en el fondo de sus angustias.
Ni el grito libertario
de obreras neoyorquinas,
mujeres de falda y sueños largos
con la píldora entre el bolsillo.


Aún hoy se desdibuja el rostro
tras la presencia hombría.
Aún hoy se mancilla el cuerpo,
objeto mercantilista.
Aún hoy se inmolan hijos
en la terquedad de violencias centenarias.
Aún hoy escribimos a hurtadillas
mientras nos pesa la debilidad
de la naturaleza impuesta.

¿Qué dirían todas ellas:
radicales, trasgresoras, rupturales,
idas a destiempo,
si hoy existieran?.
.
Claudia es licenciada en lingüística y literatura, doctoranda en literatura comparada de la Universidad de Granada, Magister en Educación por el Arte y Animación sociocultural del Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC). Ensayista, poeta, trabajadora cultural y profesora de literatura. Es madre de Luisa Fernanda y es, ante todo, una mujer nueva.

viernes, diciembre 16, 2005

¡TO STOP THE WAR!

El pasado 10 de diciembre se realizó en Londres una conferencia por la paz en la que participaron más de 1.400 personas de Estados Unidos, Iraq, India, Polonia, Filipinas y otros países. Se destacó la participación de Cindy Sheehan (la madre de un soldado estadounidense muerto en Iraq, que con su acampada delante de la Casa Blanca inició el movimiento de oposición a la guerra en su país) y representantes de diversos movimientos de resistencia de Iraq. El gobierno británico impidió la entrada al país del respresentante del movimiento de Al Sadr, Hassan al Zargani. También participaron muchos exsoldados y familiares de soldados británicos.

La reunión acordó, entre otras iniciativas, organizar un fin de semana de acción contra la ocupación los días 18 y 19 de marzo, y hacer más coordinación a nivel internacional. Se aprobaron los siguientes comunicados cortos: Para más información: http://www.stopwar.org.ku


STATEMENT FROM THE INTERNATIONAL CONFERENCE
This international conference, embracing representatives of the Iraqi, British and American and many other peoples, drawn from all parts of society, declares that the crisis caused by the invasion and occupation of Iraq is the central problem in world politics today and demands urgent resolution.

It affirms that the invasion of Iraq in 2003 was unlawful, in breach of the Charter of the United Nations and justified by the invading powers with lies designed to manipulate public opinion.
It declares that the occupation of Iraq by US and British military forces has brought misery and suffering to the people of Iraq. The occupation represents the denial of their national rights, impedes social, economic and political development and threatens the wider peace in the Middle East and the world. It has accounted for the loss of tens of thousands of lives of the Iraqi peoples, as well as more than 2,000 soldiers from the occupying armies.

This conference therefore demands an immediate end to the occupation of Iraq, as called for by the majority of the Iraqi, British and American peoples. It demands the withdrawal of the occupying military forces and the return of full sovereignty to the Iraqi people, who should be allowed to determine their own future free of external interference.

We salute the struggle of the Iraqi people for national freedom and the worldwide movement against the war and the occupation. We pledge to step up our campaign against the occupation until it is ended. To this end, we call on the anti-war movement in all countries to:
-Organise international demonstrations on March 18-19 2006, the third anniversary of the war and invasion, calling for the immediate withdrawal of troops and an end to the occupation.
- Campaign for a full international public inquiry into the assault on Fallujah last year.
- Give full support to the campaigns of military families in the US, Britain and the other occupying countries.
-Develop an international coordination from this conference to plan further events.
-Campaign against the privatisation of Iraqi oil.
-Oppose any attack on Iran or Syria.

STATEMENT (2) FROM THE INTERNATIONAL PEACE CONFERENCE
This international Peace Conference of 1,400 anti-war activists from Britain, the USA and many other countries demands the release of all illegally detained prisoners in Iraq, Afghanistan and Guantanamo Bay.
We urge the release of the four Chritian peace campaigners, Norman Kember, Tom Fox, James Loney and Harmeet Singh Sooden, and we ask those holding them to return them to their families unharmed.

martes, diciembre 13, 2005

¿QUIÉN TEME A ANA ZULEIKA?

Hace unos días publiqué el cuento "El mundo de Juan Claudio" que ANA ZULEIKA me envió desde un lejano lugar del mundo. http://espaciosyperiferias.blogspot.com/2005/11/un-cuento-de-ana-zuleika.html
Pero, la verdad, no se quién es Ana. Esa mujer que igual me escribe desde el desierto o la montaña, desde el mar o los ríos o desde su afable despacho de sabios donde su palabra apenas es escuchada -lo se porque a veces ella me envía geroglíficos y otra clase de mensajes cifrados para evadir el ojo inquisitorio de quienes se ocupan de revisar cartas, blogs, carteles, notas de prensa, comentarios en los pasillos y murmullos en la calle.
Por esos artilugios se que Ana no para de hacer cosas. Escribe toda clase de artículos, publica libros de poesía y ensayo; visita museos, descampados, iglesias, campos abandonados y plazas donde hay palomas y niños jugango a la rayuela; fotografía reuniones familiares, esquinas con farolas, ríos secos, palacios de gobierno; dicta conferencias para pasar el rato y hasta hace un programa radial; da clases en la facultad de ciencias humanas en una universidad donde prima el dinero -como en todo- y, si le queda tiempo, se tiñe el pelo de rojo y va a bailar con sus amigas y amigos de aventuras, que son muy pocos, por cierto. No es muy fiestera pero me ha dicho que en estas navidades (o fiestas del consumo, como les llama), se dedicará a comer polvorones y a tirar polvorines. La verdad, no entiendo mucho de qué va; pero no le digo nada porque si Ana lo dice por algo será.
En fin. De Ana no se casi nada, sólo que a veces se dedica al nefasto oficio de las palabras. "Pierdes el tiempo, Ana", le digo, pero no sirve de nada. Ella se empeña, a veces inútilmente, en buscar la sílaba precisa cuando medio mundo está buscando la renta fija. O mejor dicho el tiempo rentable ($). Ella es así.
Ah, también se que Ana es soltera. No porque no haya encontrado el hombre de su vida (otra de las mentiras que nos han vendido a través del tiempo) sino porque ningún varón (no por macho) se ha percatado del valor real de esta mujer. Pero a ella poco le importa. "Es mejor estar sola que mal acompañada", me dice. Y tiene toda la razón. Ay, Ana, ya te encontrará alguien que tenga más de dos dedos de frente y que te quiera como eres: una mujer nueva, de nuestro tiempo, de aquellas que levantan la voz mientras hacen el camino a su manera. El otro día hablabamos que somos de la generación más preparada (bueno, Ana y yo somos quasi doctoras), pero a veces, en el sentido práctico, no parece servir de nada; aquel que nos dice que debemos tener un trabajo que nos permita ganar dinero para vivir bien (¿consumo?). Así que Ana -como yo- tal vez morirá en su ley: tejiendo palabras y sin un duro, como Pessoa.
¿Que más podría contar sobre Ana? Podría ser esto:
Un día se levanta temprano para ir a los museos donde no sólo contempla los últimos gritos -o alaridos- del arte contemporáneo, sino, especialmente, las caras grávidas de quienes se ponen al frente de los cuadros expuestos. Ella dice que todos tienen la misma expresión de arrobamiento fingido que los obliga arquear los ojos y las ideas como si quisieran demostrar siempre que, en efecto, entienden algo de lo que allí hay, lo otro es la posición de sapiencia que luego adoptan y que tanto halaga a los que se creen intelectuales.
Después de pasar muchas horas en el Museo Ana se desplaza andando hasta la librería, pregunta por las novedades en ciencia-ficción, antropología e historia. "Lo mismo preguntaste ayer, tía", piensa el dependiente mientras sonríe ¿complacido?. Pasan las horas y Ana busca el camino a casa donde la esperan cuatro gatos que apenas sienten su olor se acercan a la puerta, y cuando ésta se abre, ellos aproximan sus cuerpos mimosos a las piernas de Ana mientras maullan satisfechos. Pero Ana no tiene tiempo para achuchones; así que, después de pasarles la mano por el lomo, deja sus cosas sobre el sofá, va a la cocina y se sirve un vaso de leche fría. Luego va al estudio y enciende el ordenador. Debe terminar un artículo para el periódico donde escribe un columna semanal que la noche anterior había dejado casi terminada. Misdocumentos/columna semanal/el arte y las tendencias globalizadoras. Ana abre el archivo pero no hay nada, salvo una frase "Así es el mundo de Juan Claudio".
Otro día Ana va a la universidad donde hace talleres, seminarios, clases magistrales y todo tipo de oficio con el único objetivo de que sus alumnos logren, por fin, pensar. Pero es en vano. Ella me dice en sus cartas que pese a las estrategias, a los estímulos de toda laya, al torrente de ideas que le surgen para movilizar el intelecto de sus estudiantes, lo único que logra de ellos es una mirada perdida, límbica (por aquello del limbo, que se entienda) y una sonrisa de aprobación generalizada que evade cualquier pregunta o acotación. Ni siquiera el día que se puso una blusa verde esmeralda con un escote desmesurado pudo atraer su atención, evitar que sus miradas quedaran colgadas de la nada. "Al menos que vean mis tetas", pensó. Pero ellos y ellas lo único que vieron fue el reloj para salir volando del aula.
Ana pinta por las noches cuando no espanta a los jabalíes que se meten en el patio de su casa. Ana toma vino tinto. Ana escucha música. Ana ama el mar y la ciudad y las palabras. Ana es un invento. Ana eres tú, yo, aquella que va en el autobús, en el metro, la sombra que pasa, la que esta noche llorará y amará, la que se casó el sábado y no sabe que su ya marido ama a otra, la otra que piensa en lo que pudo ser, la del despacho, la del pan, la de los ojos tristes, la que ama a mujer, la que escribe en las paredes, la de la toga, la que recolecta sueños, la que limpia su fusil o su porra, la que anuncia suertes, la que grita, la que llega a casa por las noches y las mañanas, la que lee un libro mientras se quema el arroz, la que acaricia a sus hijos...
Ana: espero que no te enfades por estos inventos sobre tí. Son simple ficción, un producto de mi imaginación acalaroda.

OTRO ARTÍCULO SOBRE LA CONFERENCIA DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DEL COMERCIO (OMC)

Publico otro de los artículos que he recibido vía email sobre los entresijos de la sexta conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio, que se celebra en estos días en Hong Kong.

ESPECIAL-OMC:

Inminente ofensiva privatizadora de la UE
Por Stefania Bianchi BRUSELAS, 12 dic (IPS) -
La Unión Europea (UE) presionará al Sur en desarrollo, esta semana en la conferencia de la OMC en Hong Kong, por la privatización de servicios básicos, según documentos reservados a los que accedió la organización humanitaria Christian Aid.
Cinco documentos confidenciales de la UE exponen el deseo del bloque de asegurarse de que las empresas de servicios del bloque "ganen acceso a los frágiles mercados financieros y de empresas públicas" en algunas de las naciones más pobres, aseguró Christian Aid.
"Los documentos filtrados muestran, más allá de toda duda, que la UE está decidida a lanzarse agresivamente a la liberalización de servicios vitales como la banca, los seguros, el correo, el agua, los servicios ambientales y toda clase de comercio minorista", agregó la organización.
Christian Aid afirmó que la UE también demanda que los países pobres abran a capitales extranjeros áreas como los servicios legales y arquitectónicos, el transporte de mercancías, los restaurantes y las agencias de viajes.
Los documentos expuestos por la organización humanitaria indican que el dinero procedente de esos sectores "se entromete" en áreas donde el Estado ha jugado, tradicionalmente, un "rol crucial" en el alivio de la pobreza, ya sea reduciendo sus tarifas o brindando servicios gratuitos, evaluó la institución humanitaria. "
Es probable que el tratado que ofrecerá en Hong Kong la UE a los países en desarrollo les dé más daños que beneficios, según la mayoría de los países africanos", advirtió este lunes, víspera de la apertura de la conferencia ministerial de la OMC (Organización Mundial del Comercio) que concluirá el próximo domingo.
"Si esta propuesta permanece sobre la mesa, Christian Aid urgirá a los países pobres a retirarse" de la conferencia ministerial "y no firmar un acuerdo dañino", sostuvo la organización en un comunicado. "A partir de los documentos que hemos visto y de una encuesta de delegados africanos en la OMC, está claro que la UE en particular prueba ser un enorme obstáculo para el progreso", agregó.
Christian Aid dijo que la UE también fracasó en su intento de reducir significativamente los subsidios agrícolas, así que es poco probable que los países pobres obtengan ningún provecho de las conversaciones que se iniciarán este martes.
Los ministros de Comercio de los 148 países de la OMC se reunirán en Hong Kong en procura de un acuerdo sobre la estancada Ronda de Doha de negociaciones comerciales multilaterales, abierta en la capital de Qatar en 2001. Las negociaciones aspiran a liberar el comercio en varios sectores, desde la agricultura a los productos manufacturados y los servicios.
Las naciones industriales quieren que el Sur en desarrollo abra sus mercados a los bienes manufacturados y a los servicios a cambio de concesiones en materia agrícola. Los aranceles y subsidios agrícolas son los principales obstáculos a un nuevo acuerdo internacional de comercio. Los aranceles de la UE a los productos agrícolas del mundo en desarrollo elevan artificialmente los precios internacionales y dificultan su ingreso a los mercados.
Lo mismo sucede con los subsidios ofrecidos a los agricultores europeos. La política agropecuaria de la UE deja fuera de competencia a la mayoría de los productores del Sur. Dos tercios de las delegaciones africanas en la OMC creen que la economía de sus países sufrirá si aceptan las actuales ofertas del Norte en las negociaciones, según un estudio de Christian Aid. Noventa por ciento de los consultados negó que la Ronda de Doha tenga el objetivo de beneficiar a los pobres.
El sondeo también detectó una renovada determinación de África a resistir a la presión de la UE y de Estados Unidos por la firma de un acuerdo que no beneficie al Sur. Más de la mitad de los consultados d! ijeron estar preparados para detener las negociaciones si tienen objeciones, como un eco de la conferencia de la OMC celebrada en 2003 en Cancún, México, cuando las delegaciones del Sur se retiraron y las conversaciones colapsaron.
"Esperaremos hasta el último minuto para exhortar finalmente a los países en desarrollo a retirarse de las negociaciones de la OMC, porque queremos dar a la UE todas las oportunidades para que formule una oferta buena para el desarrollo", dijo el lunes a IPS Claire Melamed, directora de política comercial de Christian Aid. "Pero el último minuto se está aproximando rápidamente. La UE tiene que hacer un drástico giro en U antes de que comience la conferencia. Las posibilidades de que eso ocurra son muy pequeñas", agregó.
La UE fue atacada nuevamente este lunes cuando su comisario de Comercio, Peter Mandelson, insistió en que el bloque no ofrecería ninguna nueva concesión en materia agrícola. Y agregó que su oferta final de una red! ucción de 46 por ciento a los subsidios agrícolas era "significativa". "Vengo a Hong Kong a hacer negocios con mis socios y espero que los otros hayan venido a hacer negocios conmigo. Esto no significa que yo vaya a presentar una nueva oferta agrícola. No creo que eso sea lo que la ronda necesita ahora de Europa, incluso si tuviéramos la libertad de hacerlo", dijo. "Por lo tanto, son otros los que tienen que aparecerse con mejores propuestas en las áreas clave de las negociaciones", agregó.
El representante de comercio estadounidense, Rob Portman, depositó la responsabilidad del éxito de la reunión sobre los hombros de la UE. "La clave para el desarrollo es el acceso al mercado. El acceso a la agricultura es el máximo desafío y pensamos que necesitamos progresar más aquí. Estados Unidos hizo en octubre una osada propuesta agrícola que todavía tiene que ser imitada por otros, incluida la UE", dijo.

LA OMC O EL CANTO DE LA GLOBALIZACIÓN

ESPECIAL-OMC:
Manifestantes y policías velan armas en Hong Kong.
Por Ngoc Nguyen
.
HONG KONG, 12 dic (IPS) - Habrá casi tantos policías como manifestantes fuera de la sede de la sexta conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que se inaugurará este martes en esta ciudad de China.
.
La policía local informó que desplegó a 9.000 agentes, tanto hombres como mujeres, para impedir que se repitan las protestas masivas desatadas en las conferencias de la OMC en Seattle (1999) y Cancún (2001).
Mientras, unos 100.000 manifestantes, según la previsión de las instituciones organizadoras de las protestas, están llegando a esta meridional ciudad portuaria china para mostrar a los gobiernos la dimensión del movimiento global de oposición a las políticas que el Norte industrial pretende! imponer en la OMC.
Se han programado tres grandes manifestaciones durante la conferencia de una semana. Los organizadores prometieron una actitud pacífica, aun cuando, en su mayoría, admiten que su intención es bloquear un acuerdo en las bloqueadas negociaciones multilaterales. Ya el domingo, miles de trabajadores migrantes se concentraron en el Parque Victoria de Hong Kong, a unas pocas cuadras de distancia del centro de convenciones donde se celebrará la conferencia ministerial.
Pescadores tailandeses, indonesios, vietnamitas y camboyanos, entre otras muchas procedencias, serán los animadores principales de la protesta del martes, cuando se abra la conferencia. Entonces, varios barcos se lanzarán a la bahía de Victoria para ser vistos por los delegados desde el Centro de Convenciones, que está rodeado por el mar. Los pescadores afirman que los acuerdos de la OMC llevan a una sobrepesca que pone en peligro sus medios de vida.
Mientras, 1.500 agricultores surcoreanos se manifestarán por el mantenimiento de los aranceles que protegen el arroz de su país. Según las organizaciones convocantes, las nuevas normas de comercio empeoran el desempleo en muchos países en desarrollo. Unos pocos obtienen trabajo en el extranjero, pero a un tremendo costo social, aseguran. "No queremos ser trabajadores migrantes", dijo la indonesia Neralissa, de 25 años, quien se preparaba para marchar en la manifestación del domingo, la mayoría de cuyas 100.000 participantes formaban parte del enorme ejército de empleadas domésticas extranjeras en Hong Kong.
"Queremos un mejor empleo en nuestro país, con un buen salario. Si pudiéramos, no seríamos trabajadoras domésticas", afirmó. Neralisa gana cada mes el equivalente a 430 dólares, y envía la mayor parte de ese dinero a su familia en Indonesia. Su periplo comenzó a los 16 años. Una agencia de empleo la embarcó a Singapur, donde trabajó como sirvienta! durante cuatro años. Entonces, decidió viajar a Hong Kong, pero debió pagar el salario de siete meses a la agencia.
La portavoz de la Asociación de Trabajadores Migrantes Indonesios en Hong Kong, Eni Lestari, dijo que, al igual que Filipinas, Indonesia está equilibrando sus cuentas exportando su fuerza de trabajo, a través de remesas. Indonesia se unió a la OMC en 1995. Desde entonces, acumuló deudas por más de 132.000 millones de dólares y paga 2.600 millones cada año solo en concepto de servicios. Activistas atribuyen a las políticas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la OMC la cantidad de campesinos sin tierra y desempleados y los bajos salarios de Indonesia. "Mi familia trabajaba la tierra", dijo Lestari.
Pero a causa de los altos intereses sobre los pesticidas y las semillas, no pudimos continuar. No podemos competir con el arroz de Estados Unidos y Tailandia. Por eso, mi madre decidió vender el campo y nos convertimos en campesinos sin tierra. Lestari, trabajadora doméstica desde hace seis años, sostuvo que los inmigrantes carecen de protección laboral, y sufren con frecuencia bajos salarios, falta de asuetos, confiscación de documentos, altas comisiones cobradas por las agencias de empleo y abusos físicos y mentales.
Más de 5.000 organizaciones de la sociedad civil se unieron a la Caravana Popular por Justicia y Soberanía, que esta semana pone fin a una travesía de dos meses hacia Hong Kong. Sus participantes reclaman justicia comercial.
El Llamado Mundial a la Acción contra la Pobreza (GCAP) recogió unas 280.000 adhesiones por correo electrónico en tres semanas para un manifiesto que exige a OMC mantener con firmeza su compromisos de alcanzar los Objetivos de Desarrollo de las Naciones Unidas par el Milenio.
Los activistas reclaman a los ministros de Comercio de los países de la OMC que dejen de presionar a los países para que abran sus economías, que dejen espacio a los países p! obres para determinar sus propias políticas comerciales y que pongan fin al dumping (competencia desleal de precios) en perjuicio de las exportaciones agrícolas del Sur en desarrollo.
En las vísperas de la conferencia, el ex presidente de Sudáfrica y premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela, envió un mensaje al GCAP: "En Hong Kong tenemos una oportunidad para tomar decisiones que saque de la pobreza a miles de millones de personas".
Organizaciones femeninas, sindicales, juveniles, de la sociedad civil y de muchas otras variedades se reunieron en Hong Kong en procura de políticas que contribuyan a la eliminación de la pobreza. De otra manera, la reunión ministerial se verá eclipsada con las protestas convocadas en Hong Kong, que tendrán, entre otras consignas, la de "OMC a la basura".

jueves, diciembre 08, 2005

BERTOLT BRECHT Y SUS POEMAS DE AMOR

El otro día, en la biblioteca pública de mi barrio descubrí un libro precioso: Poemas de Amor, de Bertolt Brecht (1898-1956). Me sorprendió muchísimo porque no sabía de la existencia de ese texto, pues de Brecht conocía más su vena dramatúrgica y algunas de sus creaciones líricas donde muestra esa posición crítica y política, satírica y mordaz sobre el mundo y sus miserias. Así que descubrir que en ocasiones escribía poemas de amor fue un hallazgo afortunado.
Aquí van algunas muestras:



Schwächen /Debilidades

Du hattest keine / No tenías ninguna
Ich hatte eine: /Yo sólo una:
Ich liebte. /que amaba.

Para leer por la mañana y por la noche

Aquél a quien amo
me ha dicho
que me necesita.

Por eso
cuido de mí,
me fijo en mi camino y
de cada gota de lluvia temo
que me pueda matar.


Y corren tiempos oscuros

Y corren tiempos oscuros
en la otra ciudad,
pero se mantiene el andar ligero
y la frente sigue siendo lisa.

Dura humanidad, inamovible,
igual a un pueblo de peces hace tiempo congelados;
pero el corazón sigue moviéndose de prisa
y la sonrisa sigue siendo dulce.


La canción del viento leve

Corre, amado, hacia mí, querido huésped,
más querido no voy a encontrar otro,
pero cuando me estreches en tus brazos
no tengas mucha prisa.

Fíjate en las ciruelas en otoño
que están maduras para la cosecha
y tienen miedo a la tormenta poderosa
y ganas de un viento leve.
Un viento así, tan leve, apenas si lo sientes,
es como un suave balanceo.
Las ciruelas quieren bajar del árbol
y yacer en el suelo.

¡Hay segador, ya tenemos bastante,
segador, deja algún tallo en pie!
No te bebas de un solo trago el vino
y no me beses mientras caminamos.

Fíjate en las ciruelas de otoño
que están maduras para la cosecha
y tienen miedo a la tormenta poderosa
y ganas de un viento leve.
Un viento así, tan leve, apenas si lo sientes,
es como un suave balanceo.
Las ciruelas quieren bajar del árbol
y yacer en el suelo.


Todos los textos han sido tomados de Bertolt Brecht, Poemas de amor, Hiperión, Madrid, 1998.

miércoles, diciembre 07, 2005

¡ATUREM LA GUERRA!

Assemblea especial de la Plataforma Aturem la Guerra


Dijous, 15 de desembre, 19,30h, local de Sodepau, Ptge. del Crèdit 7, pral. (Metro Liceu o Jaume I)

Com deveu saber, el 19 març de 2006 marcarà el tercer aniversari de l’inici de la guerra contra l’Iraq. Ja s’ha establert la data, a diverses assemblees internacionals del moviment antiguerra, com a jornada de mobilització contra l’ocupació d’aquell país.

A Barcelona, la Plataforma Aturem la Guerra ha plantejat convocar una manifestació entorn a aquesta data (el dissabte, 18, o el diumenge 19 de març). També hem parlat d’organitzar unes jornades a mitjans de febrer de 2006, amb la participació d’un(a) representant del moviment antiguerra d’EUA (volem convidar la Cindy Sheehan, mare d’un soldat mort) i un expert reconegut en Orient Mitjà (volem convidar Robert Fisk), per ajudar a moure el tema.

Però aquestes són només propostes.

Per decidir què fem concretament, cal que parlem entre moltes més persones i entitats de les que han assistit últimament a les assemblees de la Plataforma.

Per aquest motiu, convoquem totes les entitats adherides a la Plataforma, a més de activistes a títol individual, a assistir a aquesta assemblea, perquè puguem decidir entre totes i tots què fer i com.

Plataforma Aturem la Guerra, Barcelona

Nota: Si us plau, ajudeu-nos a difondre aquesta crida tan àmpliament possible. Serà millor que algunes entitats la rebin dos cops que cap...

martes, diciembre 06, 2005

RELATO DE LOS HECHOS

Versiones de la noche


I

Agua bajo el
limonero
Un hilillo rojo
congela
la vida.

II

Mapiripana
deja sus huellas
en la tierra
Miles de voces
apagadas.

III

Sol y sombra
en la noche de
lluvia
El monte
es un cementerio
abierto.

IV

Delicias
abrazo frío
delirio de velas
encendidas
y un llanto.

V

Ojos abiertos
en el hieno seco
Los sueños
dormidos
río abajo.


Martha Cecilia Cedeño Pérez

NOVIEMBRE

Noviembre

A Clau


¿Quién llora mis recuerdos de arena
en la otra orilla del mar?

¿Quién atesora abrazos y risas
en el huérfano sol de junio?

¿Quién nos ha puesto en este bulevar
de calles perfectas y pasos almidonados?

¿Quién señala con su dedo argénteo este exilio
de nubes en los ojos?

¿Quién invoca nuestros nombres en la moneda
que desdeñó Sísifo?

¿Quién nos imagina en el fondo del vino
y en la copa que Clío vació una mañana de abril?

¿Quién?


Martha Cecilia Cedeño Pérez
Barcelona, diciembre de 2005

lunes, diciembre 05, 2005

UN PAÍS EN EL EXILIO

Foto "Atardecer en el Macizo Colombiano", de Melquisedec Torres Ortíz

Allí donde el sol sale siempre a las 6 de la mañana y el paisaje embruja con todos los verdes imaginables, la muerte ronda en las esquinas, en las carreteras donde se acaba con los sueños. Ronda en los pueblos miserables con sus aguas diáfanas y sus mujeres de faldas blancas que cantan con los pasos. Ronda en las calles nuevas, atestadas y solitarias a la vez, donde los transeúntes compran pan o esperan para entrar al cine. Ronda en las casas de los campos donde la noche tiene ojos y manos que hieren. Ronda en los parques abandonados antes ocupados por amantes furtivos. Ronda en las montañas y en las ciudades donde hay aves de rapiña de distintos colores siempre ávidas de carne fresca. Ronda en los pasillos almidonados y en los despachos asépticos desde donde una mano misteriosa ordena los vientos, los silencios y los llantos...

Allí el ocaso es un coágulo de sangre, el lugar de la antigua noche de los tiempos. Aquella que obliga a encerrar las palabras y los sueños y las ganas de habitar la esperanza. La que rompe los pasos ligeros de los días y su derecho a ser rutina, placidez, cansancio, siesta mañanera, risas y agobios… Allí la Muerte es la reina de los tempos y los momentos.

Desde la distancia el país de los sueños es como una mancha roja que lo cubre todo y que anuncia la eternidad del exilio. Parece que el Minotauro se ha salido del laberinto y en su lugar ha quedado Ariadna indefensa y pálida. Ella ha perdido el hilo, y allí, se ha perdido la razón.
Martha Cecilia Cedeño Pérez

domingo, diciembre 04, 2005

CARTELL CONTRA LES ORDENANCES DEL CIVISME



Con respecto a las medidas que se adoptarán desde el Ajuntament de Barcelona para acabar con el supuesto "incivismo" que reina en las calles de esta ciudad, tal como se enunció en el post http://espaciosyperiferias.blogspot.com/2005/11/barcelona-vive.html, vale la pena observar este cartel que denuncia lo que subyace en esas ordenanzas: el recorte de los derechos sociales y la persecución de la pobreza y, sobre todo, la eliminación de la vida en la calle, el espacio público por excelencia.
El texto completo de esas ordenanzas se pueden encontrar en:

.
Prohibido escribir en las paredes con el dedo gordo
prohibido escupir en las aceras
prohibido devolver (es mejor ahogarse en los vómitos)
prohibido mear detras de los árboles o los contenedores o en los recodos de las esquinas (sólo los perros pueden hacerlo)
prohibido colgar ropa en los balcones (así se ondea más la miseria)
prohibido dormir en los bancos, en los atrios de las iglesias, en las aceras abandonadas (¿No existe acaso el Arts?)
prohibido beber alcohol en la calle sobre todo si se compra a los vendedores ambulantes de Pakistán, de Marruecos, de Ecuador...
prohibido trabajar en las esquinas con los labios pintados
prohibido informar, gritar, pegar carteles, flores de papel, hacer acampadas en la calle
prohibido vender sueños y canciones y sudores
prohibido ser pobre, negro, gitano, "inmigrante", joven, libre...

jueves, diciembre 01, 2005

RIMBAUD, LA LUCHA Y LAS PALABRAS

Conocí a Rimbaud en mis épocas de estudiante de lingüística y literatura. Tenía 17 años y despertaba al mundo llevada de la mano por los grandes creadores, los clásicos de todos los tiempos. Sus versos vinieron en la voz de Luis Ernesto Lasso y William Torres, en aquel entonces profesores de letras de la Universidad Surcolombiana. Personas trascendentales sin las cuales difícilmente hubiese podido sumergirme en ese mundo de las palabras y sus vicios.

Era la literatura y lo que ella implica: el mundo de afuera que casi siempre es peor y por ello más desesperanzador. Así que junto a los textos de Cortázar, a los poemas de Pessoa y Lord Byron, estaban también los padres de la sospecha, y las luchas por la justicia social, la fe plausible de que era posible un futuro mejor pese a la compleja realidad de un país que salía de las caballerizas para caer en el infierno del Palacio de Justicia. Me refiero a la época oscura de represión y guerra sucia que vivió Colombia bajo el mandato de Julio César Turbay Ayala, 1978-1982, y posteriormente de Belisario Betancourt Cuartas, 1982-1986, que resolvió la toma del Palacio de Justicia por parte del movimiento guerrillero M-19 a sangre y fuego (algo similar a lo que haría años después –septiembre de 2004-, Vladimir Putin en la toma de la escuela de Beslán por parte de un grupo checheno). Y luego vendría el pusilánime Virgilio Barco Vargas, 1986-1990, con sus nefastas políticas de “desarrollo” y “paz”, las mismas políticas esgrimidas durante las últimas décadas por todos los presidentes de Colombia, dentro de los cuales está, por supuesto, Álvaro Uribe Vélez y su embrujo autoritario que seguramente va para largo.

Y esa realidad de finales de los 80 y principios de los 90 se evidenciaba en la vida universitaria. Las pintadas en las paredes de los pasillos, los corrillos, las asambleas, las organizaciones estudiantiles y su apoyo a los sindicatos, a la educación pública y también a la lucha como motor de cambio, se manifestaba en las protestas masivas en la calle. Partíamos de la Universidad hasta llegar al centro de la ciudad, y allí frente a la sede del poder regional y local gritábamos: “Mírelos, esos son los que venden la nación”, “Alerta, Alerta que camina la lucha estudiantil por la defensa de la vida”… eran gritos y piedras y saltos de muros para esconderse de las porras y los gases lacrimógenos.

Era sin duda una época convulsa pero también vital. Los estudiantes de entonces no sólo leíamos el Capital, sino que hacíamos revistas, talleres; formábamos grupos pedagógicos, hacíamos teatro y danza e íbamos por los pueblos miserables con nuestro espectáculo. Y también éramos bohemios. La noche era nuestra pese a las desapariciones ordenadas por esa mano oscura de la que tanto se habla. Aún recuerdo a aquel hermoso chico de ojos garzos que una noche cualquiera alguien desapareció; la misma noche en que me fijé en su mirada transparente. Han desaparecido a Tarcisio Medina, me dijeron al día siguiente. Ya no estaba Tarcisio con su risa y su esperanza y su lucha. Pero después y antes de Tarcisio hubo otras “desapariciones”: pareja de estudiantes muertos cuando intentaban volar un tramo del oleoducto; profesor universitario desparecido desde el pasado septiembre; muerto guerrillero, estudiante universitario, mientras su grupo tal intentaba tomar el pueblo tal… Decían los diarios y los noticieros radiales. Eran días (aún son) difíciles para la palabra, la libertad y la justicia. Pero éramos bohemios porque la noche y las calles nos permitían ser libres sin perder la capacidad de soñar. Noches de vino, política, historia, literatura, baile, versos y besos. Noches en que era posible escapar de la muerte y en las que, nunca mejor dicho, éramos los barcos ebrios de Rimbaud.
Martha Cecilia Cedeño Pérez
.
Y aquí van algunos poemas de Rimbaud:

Partida

Visto lo suficiente. Hallada la visión en todo el espacio.
Teniendo lo suficiente. Rumores de ciudades. Al anochecer,
y al sol, y siempre.
Conocido lo suficiente. Los decretos de la vida.
¡Oh Rumores y Visiones!
¡Partida hacia la afectación y el sonido
nuevos!



Veinte años

Las voces instructivas desterradas… La ingenuidad física amargamente sosegada… Adagio. ¡Ah!, el egoísmo infinito de la adolescencia, el optimismo estudioso: ¡Qué repleto de flores estaba el mundo durante el verano. Las apariencias y las formas agonizando… ¡Un coro, para calmar la ausencia y la impotencia! Un coro de vasos, de melodías nocturnas…En efecto, los nervios están a punto de zozobrar.


El mal


Mientras los escupitajos rojos de la metralla
silban todo el día en el infinito del cielo azul;
mientras escarlatas o verdes, junto al rey burlón
se desploman en masa los batallones bajo el fuego;

Mientras una espantosa locura machaca
y hace de cien millares de hombres una pila humeante
-¡Pobres muertos!-, en el verano, en la hierba, en tu alegría,
¡oh, naturaleza!, tú que hiciste estos hombres
santamente!-,

hay un Dios que se ríe de las telas adamascadas
de los altares, de los inciensos, de los grandes cálices de oro;
un Dios que con el balanceo de las hosannas se duerme

y sólo se despierta cuando algunas madres, recogidas
en su angustia y llorando bajo su vieja toca negra,
le dan una perra gorda liada en su pañuelo.


Foto: Plaza central de la ciudad de Neiva, Colombia.

lunes, noviembre 28, 2005

HISTORIAS DE ENTRETÉN Y MIENTO


Me acaba de enviar mi amiga Gabriela de la Peña desde Saltillo (Coahuila de Zaragoza-México), el número 150 de la revista Entretén y miento, que edita con pasión y entrega Jaime Torres Mendoza.

Hace 17 años celebramos la aparición de nuestra revista en el universo de la literatura. En su momento fue todo un acontecimiento que vino a refrescar el panorama editorial de entonces y, al mismo tiempo, se constituyó en el espacio idóneo para que los escritores confirmaran su quehacer a través de las páginas de esta publicación”. Dice el editor en su Umbral que celebra el advenimiento y, sobre todo, la permanencia de una revista que ya alcanza su mayoría de edad; cosa bastante difícil en estos tiempos de globalización y culto a las experiencias light, signados por la salvaje ley del mercado.

En este número redondo y mágico, bella y sutilmente ilustrado por Yasmín Ramírez García, se dan cita las voces de hombres y mujeres que narran historias y tejen versos con ternura y alegría.

En Mar de Arena se condensan relatos asombrosos y cotidianos tan frescos como el agua que rezuma en la playa. Allí está “El Dios cabeza y el niño cara de tigre”, de Horacio Elías Afganis Díaz; “Había una vez una rana…” de Gabriela de la Peña Astorga; “Feliz”, un cuento corto de Roberto Solís Abraham; “Ella no lo era” de Dulce María Arvizo Menéndez; “Luego los truenos”, de Rafael Rivero Palomares; “Los amantes”, de Javier Grimaldo, y “Teoría de las colas”, de Óscar F. Guajardo Garza.

En Lluvia de temporal están las palabras tejidas desde la incertidumbre de la partida, la ingenuidad de la primera adolescencia y la nostalgia del amor perdido. Allí están los primeros versos de Perla Cecilia Leija Ramos con la sorpresa y ternura de sus 14 años, y los de Ileana Silva Dávila que busca la palabra para asir el recuerdo de unos ojos ya idos. Y también “El preludio para un viaje” de quien esto escribe.

Historias que se encuentran, palabras que se abren para re-crear el mundo en una publicación transparente, clara, casi minimalista, que no hace ninguna concesión a la vanidad formal ni conceptual. No hay nada que desvíe la atención de lo fundamental: la palabra desnuda. Así, desde el Umbral del editor hasta la última página, sólo existen las voces transparentes de quienes escriben.

¡Enhorabuena por estos 17 años y sus 150 números que seguro serán muchos más!
Historias de Entretén y miento no. 150, Revista literaria del Consejo Editorial del Estado, Gobierno del Estado de Coahuila, Saltillo, México 2005

Martha Cecilia Cedeño Pérez

viernes, noviembre 25, 2005

ESTADOS UNIDOS VERSUS AMÉRICA LATINA

Miller Dussán, profesor de la Universidad Surcolombiana (Neiva – Colombia), me ha reenviado este interesantísimo artículo de Immanuel Wallerstein que refleja los nuevos matices en las relaciones entre Estados Unidos y América Latina actualmente.

Estados Unidos versus América Latina
Traducción: Ramón Vera Herrera

El severo rechazo a la diplomacia de Bush en la Cumbre de las Américas en Mar del Plata, Argentina, el 4 y 5 de noviembre pasado, fue, en cierto sentido, la culminación de casi dos siglos de difíciles relaciones entre Estados Unidos y el resto del continente americano. No surgió de la nada, y seguramente no es el fin de la historia, que, desde el punto de vista estadounidense, va cuesta abajo constantemente.

Con la doctrina Monroe, desde 1823 Estados Unidos proclamó que América, el continente, era su reserva privada. Con esta doctrina Estados Unidos saludó la independencia de muchas de las antiguas colonias de España y advirtió a las potencias europeas que no intentaran entrometerse nunca más en el continente. Por supuesto no se le extendió un reconocimiento semejante a Haití, Estado dominado no por colonizadores blancos sino por ex esclavos negros y colorados libres. Washington se negó a reconocer a Haití hasta 1862 (cuando la secesión de sus estados esclavistas alivió algo de la presión que pesaba sobre el gobierno estadounidense). Sin duda Estados Unidos no tenía manos libres en América Latina; durante todo el siglo XIX Gran Bretaña era todavía la fuerza económica (y política) dominante en la región.

Pero lentamente Estados Unidos estableció su primacía en México (después de varias escaramuzas militares), en el Caribe (especialmente después de la guerra hispano-estadounidense) y eventualmente en Sudamérica. A principios del siglo XX se sintió en libertad de arrancar a Panamá de Colombia (para construir el canal) y de enviar marines a imponer su orden (y defender sus intereses corporativos) en varios estados centroamericanos y caribeños presumiblemente soberanos.

La política del gran garrote que implicó una intrusión imperial abierta, fue básicamente la única que ejerció Washington hasta 1933, cuando Franklin Roosevelt proclamó en sustitución la política del buen vecino, y la aplicó a Cuba, México y Puerto Rico, entre otros sitios. Después de eso no se abandonó del todo el gran garrote (la invasión de Bahía de Cochinos en Cuba en el periodo de Kennedy, los marines enviados a República Dominicana en el gobierno de Johnson, la invasión de Granada con Reagan y la de Panamá en el régimen de George Bush padre). Tampoco debemos olvidar las innumerables veces que Estados Unidos respaldó de modo encubierto golpes militares (notablemente en Guatemala, Brasil, Chile y -sin éxito- en 2002 en Venezuela). Pero el gran garrote alternaba con diplomacia más suave. Y fue una diplomacia más suave la que George W. Bush intentó usar de manera torpe en Mar del Plata.
No funcionó. ¿Por qué? Mientras que en cierto sentido Bush no intenta nada nuevo en América Latina, pues meramente continúa en la región las políticas de sus predecesores, sus aventuras en Irak han estorbado la capacidad de que esta política funcione. Al tratar de empujar -de manera muy lamentable- su política de intimidación machista en Medio Oriente, Bush ha minado radicalmente el nivel de respaldo mundial para su país y al tiempo ha amarrado los instrumentos de su fuerza (militar, financiera y política). La culminación de dos siglos de dominación en América Latina es la imagen de Estados Unidos como un gigante con los pies de barro. Tan sólo miremos la serie de golpes al poderío y el prestigio estadounidenses que se asestaron antes y durante Mar del Plata.
El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, abrió la reunión con un discurso en el que declaró que Estados Unidos tenía la "inescapable e inexcusable" responsabilidad por las políticas que condujeron a la pobreza y a una tragedia social en América Latina. Específicamente citó el consenso de Washington y las políticas de ajuste estructural del Fondo Monetario Internacional. Pese a que éste es el lenguaje tradicional de la izquierda en América Latina, es probablemente la primera vez que el anfitrión de una reunión internacional dice esto en público con el presidente estadounidense enfrente. ¿Se retiró Bush? No, refrenó la lengua y se concretó a alabar a Kirchner por las mejoras que ha logrado en la economía argentina.
Entretanto, Hugo Chávez, el presidente de Venezuela que se ha tornado la gran némesis de Estados Unidos, habló frente a un público vasto, y denunció las perfidias de Washington. Se le unió, entre otros, el gran héroe del fútbol argentino (y de América Latina) Diego Armando Maradona, quien aprovechó la ocasión para decir que "Fidel (Castro) es Dios, y Bush es un asesino". Puede que las estrellas del soccer no califiquen como analistas políticos, pero tienen mucha influencia en la opinión pública.
La reacción estadounidense a Kirchner e incluso a Chávez fue suave porque Estados Unidos se concentraba en que saliera algo de la cumbre -un compromiso, la confirmación de un compromiso-: lograr el Área de Libre Comercio de Las Américas (ALCA). Aquí Estados Unidos se topó con un bloque de granito: los cuatro estados que conforman el Mercosur -Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay-, más Venezuela, dijeron que no. El presidente de México, Fox, intentó reclutar a los otros, pero sin Brasil, Argentina y Venezuela el ALCA está, como proclamó Chávez, "muerto y lo estamos enterrando aquí". Y mientras, esos mismos países fortalecen sus lazos económicos con Europa y China en detrimento de Estados Unidos.
Bush ha impulsado dos cosas en América Latina: el ALCA, ahora muerto, y aislar a Cuba. Aunque Cuba no fue invitada a la cumbre (Bush no habría venido en ese caso), justo pocos días después la Asamblea General de Naciones Unidas votó una vez más -y con la más alta votación hasta el momento (182 a 4, con una abstención y cuatro países que no votaron)- en favor de poner fin al bloqueo a Cuba. Lo más que pudo lograr Estados Unidos de América Latina fueron dos "no votos", de Honduras y Nicaragua.

Finalmente, aunque en Mar del Plata México fue uno de los pocos defensores públicos de Estados Unidos respecto del ALCA, poco días antes México había ratificado el tratado de la Corte Internacional de Justicia, y específicamente rehusó firmar el llamado acuerdo bilateral de no rendición que Estados Unidos insiste en obtener en todas partes para sus propios soldados.
La doctrina Monroe está muerta. Y pocos lo lamentan.
© Immanuel Wallerstein