lunes, noviembre 28, 2005

HISTORIAS DE ENTRETÉN Y MIENTO


Me acaba de enviar mi amiga Gabriela de la Peña desde Saltillo (Coahuila de Zaragoza-México), el número 150 de la revista Entretén y miento, que edita con pasión y entrega Jaime Torres Mendoza.

Hace 17 años celebramos la aparición de nuestra revista en el universo de la literatura. En su momento fue todo un acontecimiento que vino a refrescar el panorama editorial de entonces y, al mismo tiempo, se constituyó en el espacio idóneo para que los escritores confirmaran su quehacer a través de las páginas de esta publicación”. Dice el editor en su Umbral que celebra el advenimiento y, sobre todo, la permanencia de una revista que ya alcanza su mayoría de edad; cosa bastante difícil en estos tiempos de globalización y culto a las experiencias light, signados por la salvaje ley del mercado.

En este número redondo y mágico, bella y sutilmente ilustrado por Yasmín Ramírez García, se dan cita las voces de hombres y mujeres que narran historias y tejen versos con ternura y alegría.

En Mar de Arena se condensan relatos asombrosos y cotidianos tan frescos como el agua que rezuma en la playa. Allí está “El Dios cabeza y el niño cara de tigre”, de Horacio Elías Afganis Díaz; “Había una vez una rana…” de Gabriela de la Peña Astorga; “Feliz”, un cuento corto de Roberto Solís Abraham; “Ella no lo era” de Dulce María Arvizo Menéndez; “Luego los truenos”, de Rafael Rivero Palomares; “Los amantes”, de Javier Grimaldo, y “Teoría de las colas”, de Óscar F. Guajardo Garza.

En Lluvia de temporal están las palabras tejidas desde la incertidumbre de la partida, la ingenuidad de la primera adolescencia y la nostalgia del amor perdido. Allí están los primeros versos de Perla Cecilia Leija Ramos con la sorpresa y ternura de sus 14 años, y los de Ileana Silva Dávila que busca la palabra para asir el recuerdo de unos ojos ya idos. Y también “El preludio para un viaje” de quien esto escribe.

Historias que se encuentran, palabras que se abren para re-crear el mundo en una publicación transparente, clara, casi minimalista, que no hace ninguna concesión a la vanidad formal ni conceptual. No hay nada que desvíe la atención de lo fundamental: la palabra desnuda. Así, desde el Umbral del editor hasta la última página, sólo existen las voces transparentes de quienes escriben.

¡Enhorabuena por estos 17 años y sus 150 números que seguro serán muchos más!
Historias de Entretén y miento no. 150, Revista literaria del Consejo Editorial del Estado, Gobierno del Estado de Coahuila, Saltillo, México 2005

Martha Cecilia Cedeño Pérez
Publicar un comentario