jueves, septiembre 27, 2012

Tres poemas de Antonio María Flórez

Ayer, en una de esas coincidencias magníficas de la vida, me encontré con el poeta hispanoamericano Antonio María Flórez, a quien había visto por última vez en Barcelona hace dos años. Fue uno de esos momentos increíbles en que confirmas efectivamente, aquel lugar común de que el mundo es un pañuelo. Y después de los abrazos y las respectivas preguntas,   me regaló uno de sus últimos libros Corazón de piedra (littera Poesía, 2011). Y me invitó a la presentación de su último poemario  Bajo tus pies la ciudad (De  la luna libros, 2012), que estoy ansiosa de leer. Sobre éste hay un excelente trabajo de Emilia Oliva, que se puede leer en el siguiente link:

De Corazón de piedra:

MÁS ALLÁ 
             
                      Eso que intuyes
más allá de las sombras,
de ese mar que resuena
en la noche inagotable 
de los sueños,
            es la esperanza.
                                      -¿Apesar de la fiebre?
A pesar.




LA INEFABLE VERDAD

       Es invierno y sobre la colina
hay un hombre agobiado de paisaje.
En su corazón la llama del amor
se encoge. Puños de silencio.
Una mujer se difumina en la bruma
y un niño se aferra a sus manos, crece.

    Por el aire,
la piedra y la ceniza,
las nubes deshilachadas ,
                           la herrumbre,
el humo y las estrellas en derrota.

     Sombras y extravíos.
Ruinas grises  en vez de sueños.

     Es infamante aprender
a golpes de metal, a mazazos,
   cómo se nos tuerce el destino,
cómo se nos muere aquello que anhelamos.

    Así, incombustible,
gira el planeta en su órbita infernal
y fugazmente intuimos en su elipse
la inefable verdad del universo.

De Bajo tus pies la ciudad:

Cintura de agua, crepúsculo de arena,
algunas barcas dormitan la luz
de los pescadores ausentes
que beben en el puerto
su sueño de mujeres y licor;
entre ellos tu, abstraído en la nada,
no alcanzas a escucharme.
Después tu memoria
caerá  en un charco
y dirás que Itaca
es un lejano puerto
al que nunca se puede llegar.

Publicar un comentario