viernes, febrero 26, 2016

Academia Huilense de Historia: 60 años de servicio constante

Comparto con mucha ilusión el artículo del  historiador y periodista Delimiro Moreno, sobre los 60 años de fundación de la Academia Huilense de Historia, de la cual tengo el honor de hacer parte desde hace muchos años. 

Academia Huilense de  Historia: 60 años de servicio constante
Delimiro Moreno
Mañana, 25 de febrero de 2016, se celebra un hecho insólito entre nosotros: una entidad cultural no gubernamental cumple 60 años de servicio ininterrumpido: la Academia  Huilense de Historia que, desde  1956 tiene abiertas sus  puertas al servicio de la comunidad.
La Academia fue fundada el 22  de  mayo de 1910, con el objetivo de celebrar dignamente el primer centenario de la declaración de la independencia nacional el 20 de  julio de 1910;  la declaración de la independencia absoluta de Neiva, el  8 de febrero de 1914, y las demás fechas patrias, pero después de cumplir esas importantes labores cerró  sus puertas pocos años después. Nuevamente, en 1931 gracias al interés de don Joaquín García Borrero, el padre Octavio  Hernández  y don David Rivera Moya, el 22 de septiembre de 1931 es fundado el Centro Huilense de Historia" reconocido por la Ordenanza No. 29 del 4 de abril de 1932 en la Gobernación de Joaquín García Borrero, con el objeto de fomentar "todas las manifestaciones de la cultura espiritual" según dice el texto aprobado por la Asamblea Departamental, presidida por Floresmiro Azuero.
El Centro dejó como una valiosa herencia intelectual su revista El Huila Histórico que en sus pocos años de circulación publicó en las 320 páginas que vieron la luz textos esenciales para la historia del departamento, entre ellos una "Contribución al estudio de la Civilización llamada de San Agustín" del Marqués de Wavrin Villers Au Tertre, miembro de la Sociedad de Americanistas de París y amigo del doctor García Borrero a quien presentó a esa institución; los artículos Los curas de Neiva del padre Hernández y numerosos aportes de don David Rivera, quien posteriormente publicaría su libro Índice Poético del Huila que rescató del olvido numerosos poetas huilenses, aunque no sea muy serio a la luz de la moderna crítica científica.
El Centro dejó de funcionar desde 1936, al retiro de la ciudad de Neiva de sus principales animadores por diversas causas, y con mayores veras por la muerte del padre Octavio Hernández, en ese año, y de don Joaquín García Borrero en 1948. Del Centro sólo quedó su revista en escasas bibliotecas, pues sus valiosos archivos, que conservaba con cariño el padre Hernández, a su retiro forzado de la rectoría del Colegio Santa Librada, quedaron allí y luego desaparecieron. Esto provocó el decaimiento en el interés por la investigación y la cultura, a causa, entre otros factores, de la Violencia desatada en 1947. Ante la inexistencia de este tipo de entidades en el departamento, el 25 de febrero de 1956 -hace ahora 60 años- se creó el "Centro Cultural del Huila" reconocido luego por Ordenanzas y Decretos oficiales  como Academia Huilense de Historia, que no ha cerrado sus  puertas desde ese día, en los primeros 30 años gracias  al fervor de Gilberto Vargas Mota y en los siguientes al entusiasmo de Reynel Salas Vargas, Camilo Salas Ortiz y numerosos colaboradores suyos que no han dejado  arriar la bandera de la historia y la cultura en el Huila.
La Academia ha producido obras esenciales para el conocimiento de la historia regional como “Neiva al filo del Milenio” y las monumentales HISTORIA GENERAL DEL HUILA,  en seis volúmenes y la   HISTORIA  COMPREHENSIVA DE NEIVA en cinco tomos de altísima calidad publicados en 2012 con motivo del IV  Centenario de la fundación de la ciudad.

Para celebrar este  acontecimiento, la Academia realizará mañana  un acto privado después de la conferencia que Reynel Salas Vargas dictará en la biblioteca de la Agencia Cultural del Banco de la República a partir de las 6:30 pm  sobre la vida política de Luis Ignacio Andrade.  
Publicar un comentario