miércoles, junio 02, 2010

Agradecimiento con poema de Màurius Torres i Pereña

Escribo esta entrada aún bajo los influjos mágicos de las palabras recibidas durante el recital lírico del día viernes. Palabras de mujeres y hombres poetas sabedores de versos e imágenes que vieron en los míos brillos y honduras nuevas. Palabras que me llenan de remozados  ánimos y bríos  para continuar en este oficio titánico de domeñar el lenguaje con ternura y pasión.  
Gracias a todas y todos por vuestras presencias y vuestras voces generosas.
Y gracias a María de Luis, que presentará su libro con las traducciones al castellano de la poesía de Màurius Torres i Pereña en los próximos meses,  por permitirme aproximarme a este gran poeta catalán cuya voz aún está a la espera de ser sentida, acariciada, valorada.

Elegia

La cançó trista ha de ser la més breu.
Si és que no pots callar, somriu, cor meu.

Com tot el cel després de ploure, encara,
reneix en una gota d'aigua clara

i el crit del mar ressona eternament
en els cargols marins, miralls del vent,

el gran dolor que en el meu cor habita
capigui en tu, elegia tan petita.
Màurius Torres i Pereña,  Lleida 1910- Puig d'Olena1942.
Publicar un comentario