viernes, enero 17, 2014

FICCIONES

Queda la mudez del teclado
sometida a la implacable
condena de la desmemoria,
a la inefable frontera de la distancia.


Queda la razón ebria
de historias fallidas,
torpes ficciones cuyo argumento
es el hastío:
la medida circular de los amores
moribundos.

De Palabras ordenadas (Inédito)

Publicar un comentario