jueves, abril 28, 2011

¡No existo!

Tengo una crisis de identidad. ¡No existo en ningún lado!  Ni en la tierra en la que nací y de la que partí a los 10 años (esto se entiende perfectamente), ni en aquella otra en la que residí por más 14 años y en la que estudié y me hice profesional, poeta, historiadora, mujer, luchadora... Y en la que investigué sobre temas como la mujer, las migraciones internas, las expresiones folclóricas... y participé en tres libros colectivos de investigación histórica; en la que escribí  artículos en revistas y periódicos y  publiqué mi primer libro de poesía y alguna vez, fui feliz.
En mi búsqueda de información sobre la mujer de Neiva en el siglo XX, concretamente de poetas y escritoras no se menciona, ni por asomo, mi nombre; de hecho, en alguno de esos listados o galerías, de los 50 nombres que mencionan sólo aparecen cinco de féminas. Allí  tampoco constan escritoras como Waldina Ponce de León (escritora y poeta nacida en Neiva en el siglo XIX) ni Sylvia Lorenzo, por ejemplo.
A nivel general, ese hecho refleja la invisibilidad que todavía sufrimos las mujeres en diversos contextos. Y a nivel particular, me han condenado al lugar oscuro de las apátridas, las exiliadas, las transgresoras. Me cobran con creces mi osadía de marchar más allá de las fronteras, de recorrer territorios que muchos de los "grandes" escritores del Huila y Neiva (Colombia) quisieran recorrer.
Por lo pronto estoy invitada a la V Trobada d'autors i autores de la Ciutat de L'Hospital de Llobregat, el próximo día 30 de abril...
Publicar un comentario