viernes, agosto 20, 2010

Una de nostalgia


¿Cuándo? Julio de 1995
¿Dónde? Faldas de la Sierra Maestra, Santiago de Cuba
Allí estoy, feliz, debajo de un ¿Flamboyán?. Aún recuerdo la travesía por la carretera en un vetusto coche, reformado en su interior con tablas y cuerdas. Y después la visita al abuelo de uno de mis acompañantes. El hombre vivía en un bohío inmerso en los frondosos bosques de la Sierra. Había sido armero durante la Revolución y nos contó su historia plagada de hazañas y sacrificios. Le hice una entrevista que espero recuperar algún día. Ese día me comí el mejor cochinillo que he probado en mi vida. Asado a fuego lento y bajo el encanto de las palabras y la música honda del pueblo cubano.
Creo que entonces la armonía se tocaba con la punta de los dedos...
Publicar un comentario