viernes, mayo 27, 2011

My Way II: Azar

En la estación de metro  Verdaguer hago el transbordo de la línea amarilla a la azul. Aún no es medio día. Apenas comienzo a subir las escaleras para tomar el pasillo siento la música de My Way. Vaya coincidencia, pienso. Justo antes de salir de casa escuché no se cuántas veces (soy un poco obsesiva con aquello que me gusta)  ese estupendo testamento vital que en la voz de Sinatra es, simplemente, único. Y de repente, cuando alcanzo el pasillo, escucho un murmullo in crescendo: una jauría de turistas (¿Estadounidenses? ¿Ingleses?), enrojecidos a punta de playa y sol mediterráneo, comienza a entonar un fragmento de la canción:
Yes, there were times, I'm sure you knew
When I bit off more than I could chew.
But through it all, when there was doubt,
I ate it up and spit it out.
I faced it all and I stood tall;
And did it my way.
Me detengo. Todo se inunda con las voces conjuntadas de hombres y mujeres que pasan veloces junto a mí. El músico levanta la cabeza y una breve sonrisa se dibuja en su rostro marchito. Yo lo observo llena de emoción mientras el coro improvisado se pierde al final del pasadizo. Una corriente vital sacude mi ánima. ¡Esta mañana de miércoles se viste con un prodigioso azar!

martes, mayo 24, 2011

Lectura

Bastó una voz de canciones
lejanas 
en una plaza  abarrotada
para asistir absorta
a la orgía perpetua
del deseo.

domingo, mayo 22, 2011

Puerta del Sol en directo

Aquí se puede ver lo que pasa en la Puerta del Sol en directo:
En  Barcelona (en  Plaça Catalunya) hay  un par de webcams  y  se intenta que funcione una  u otra:
http://www.ustream.tv/channel/acampadosbcn 

También se puede estar al tanto a través de LaTele (canal 37 de la TDT) o bien vía  web: 
Y podéis ver el mapa mundial de acampadas ¡Es alucinante! Entre ayer y hoy se han creado más de 100

http://www.thetechnoant.info/campmap/

sábado, mayo 21, 2011

Yo también estoy indignada y no tengo miedo

#nolesvotes #democraciarealya #spanishrevolution

Ya era hora de que hubiese este estallido social, esta efervescencia humana que se toma la plaza, la calle, el barrio. Era hora de salir con nuestras voces, con nuestras rabias y nuestras desesperanzas. Ya era hora de acabar con la inercia de una sociedad dormida bajo el manto falaz de un Estado de bienestar que adormila las conciencias.
Hacía tiempo que no me sentía tan  feliz como anoche en la plaza Catalunya. Feliz y esperanzada, acompañada por miles de hombres y mujeres,  gente golpeada por una crisis generada por la  perversidad de un sistema económico montado sobre la desigualdad, la injusticia, la ignominia.
Y anoche volví a  mi época de estudiante universitaria cuando todo lo miraba en el espejo de la Revolución y la utopía y me vi asaltada por una corriente abrumadora de esperanza. ¡Cuánta vida en las manos, en los gritos, en las canciones, en los rostros, en las miradas, en la música prístina de la protesta y la lucha!
No se a dónde nos llevará todo esto pero no me importa saberlo de antemano. ¡Se ha despertado!
Por lo pronto mañana, por fin, ejerceré mi derecho al sufragio. Pero NO LES VOTARÉ.




Fotos: Plaza Catalunya, 20 de mayo de 2011, acompañados por profesoras y profesores universitarios de Barcelona, Madrid y Saltillo, México. (Fotos: Juan Carlos Ruiz Váquez)

viernes, mayo 20, 2011

Lectura de tesis doctoral

Hoy, a partir de las 16:00 horas, mi amiga  Gabriela de la Peña Astorga, compañera del doctorado en Antropología del Espacio y el Territorio -que empezamos en noviembre de 1999- de la Universidad de Barcelona, defenderá su tesis doctoral  "Dinámicas de interacción en escenarios urbanos. Espacios públicos, privados y de transición en Barcelona, Austin y Saltillo".  
La lectura será en el Aula Gran, 4ª planta, Facultad de Geografía e Historia, Montealegre, 6. 
Para mi será un honor acompañar a mi amiga en ese momento tan especial en el que no sólo tendré el placer de asistir a la defensa de una tesis lúcida y aportadora, sino que también será una oportunidad para reencontrarnos después de casi nueve años de ausencia.
Enhorabuena a Gabriela por este trabajo de investigación que aborda el asunto de las interacciones sociales en distintos espacios de tres ciudades específicas situadas en Europa y América del Norte.
Cabe mencionar también que el director de su tesis doctoral no es otro que Manuel Delgado Ruiz (que también lo fue de la mía), a quien todas y todos conocemos por su quehacer académico y por sus planteamientos y posturas que no dejan a nadie indiferente.

miércoles, mayo 18, 2011

El hombre del bar

No recuerdo cuándo fue la primera vez que lo vi pero si la última: hace dos semanas. Su figura recostada en la puerta de la entrada del bar acompañó  mis rutas diarias desde que  mi hija cumplió  dos años y empezó su periplo estudiantil. Cada día veía su rostro sonriente y sus ojos despiertos mientras fumaba un cigarro o hablaba con alguna persona conocida.
Era simpático y entrañable aunque sólo nos conocimos de vista. "Buenos días", "Buenas tardes" en otoño, invierno, primavera y verano. Y siempre tenía una palabra de cariño para mi niña, sobre todo cuando era más pequeña: ¡Adiós guapa! ¡Cada día estás más grande! ¡No crezcas tanto! ¡Adiós bonica! ¿No estás muy mayor para que tu madre te lleve en brazos? 
Alguna vez mi hija me preguntó “Mama: ¿Por qué siempre os saludáis con ese hombre? ¿Sois amigos?"
Jamás supe su nombre. Pero no necesité intercambiar más de dos palabras para ver la transparencia de su ánima.  Aún sin hablar con él intuí que había emigrado, como tantos otros, de un pueblo deprimido del sur español en busca de un futuro mejor. Su saludo sonaba a río y olivos efervescentes.  Y su risa, era tan sincera como el olor a café que salía de su bar para inundar la calle mañanera y despertar la memoria olfativa de quienes cada día pasamos por su lado.
El hombre y yo fuimos testigos mutuos del paso del tiempo. Él en el crecimiento acelerado de mi hija y en los cambios de su madre (de la chica aquella que llevaba un carrito de bebé a esa otra que pasa con una nena que casi le supera en altura, han transcurrido casi 9 años). 
Y yo también le vi cambiar: su pelo cada vez más blanco, su rostro cada vez más ajado.
Hace dos semanas fue la última vez que le vi.  Nos saludamos con un  “Buenos días” y una sonrisa.   
Y de repente el bar estaba cerrado. Pensé que se había jubilado. Y también pensé que a lo mejor lo había vendido  y que muy pronto veríamos a una persona de la China  asomada a la puerta. 
Y ayer en la tarde cuando mi hija llegó del colegio con su padre me dijo que necesitaba contarme algo.
“Sabes mama, han puesto un letrero en la puerta del bar  de aquel hombre que tu siempre saludabas. Y ¿sabes qué decía?  ‘José Luis ha muerto’”
Sentí una honda tristeza. Una nostalgia profunda y plena. Sentí que un amigo cercano se había ido.
Hoy, como los días anteriores, lo he echado de menos. Me gustaba su saludo jovial, su sonrisa transparente. Ahora los periplos hasta el cole de mi hija son menos amables.
¡Buen viaje, José Luis!

lunes, mayo 16, 2011

Inmigrantes y votos (I)*


Por Martha Cecilia Cedeño Pérez

Esta semana pensaba escribir sobre un tema relacionado con la obscena acumulación de la riqueza en poquísimas manos, a propósito de la última lista de la revista Forbes; pero, mientras repasaba los diarios digitales de aquí y de allá, me encontré con un titular más que llamativo: “El PP denuncia que los inmigrantes traen ‘enfermedades extirpadas’”

En esta noticia presentada en la home de un importante periódico catalán y uno de los tres más grandes de España, se vislumbra un debate de claros tintes políticos en los que, de nuevo, la inmigración es la protagonista.  Y lo es muy a su pesar porque la mayoría de personas extranjeras que por uno u otro motivo han elegido este país  para vivir, sólo quiere tener la oportunidad de construir un futuro mejor para sí y sus familias a través de su trabajo, su esfuerzo, sus conocimientos. Ni más ni menos. 

Por eso resulta tan ruin que ciertos partidos de la derecha española y catalana utilicen el tema de los y las inmigrantes para su propio beneficio, esto es, para conseguir votos en las próximas elecciones municipales del día 22 de mayo.   Con ello se estigmatiza aún más a una población vulnerable y señalada a la cual se le achaca gran parte de los problemas sociales que vive actualmente este país. 

Ese utilitarismo sectario, mezquino y obsceno es inaceptable desde todos los puntos de vista pues no sólo contribuye a atizar el fuego del racismo y la xenofobia sino que denigra a todo un colectivo humano ya bastante golpeado por las huellas de la partida, la crisis y la exclusión cuyo único delito es ser pobre (veamos: los grandes futbolistas extranjeros del sur que juegan en el Barça y el Madrid, por ejemplo, no lo son… ellos son ¡estrellas!) Y como si esto fuera poco, polariza aún más a una sociedad ya dividida entre los “nativos” y los de “fuera”, “los de aquí” y “los de allá”, “los propios” y “los extraños”, los “buenos” y los “malos”…

Esa noticia a la que me refiero en el primer párrafo no es un hecho aislado. Hace parte de un tinglado político perverso cuyo único fin es el señalamiento, la división, la fragmentación, la opacidad. Y para ello qué mejor arma que utilizar a los desterrados, a los eternos desheredados; a los que por su condición de precariedad y vulnerabilidad no pueden defenderse.

Por eso tampoco me extraña el cartel que vi ayer en una calle de mi barrio. “Primero los de casa. Vota Plataforma per Catalunya” pero sobre ese tema escribiré la semana que viene…

*Columna semanal, periódico El Líder 

sábado, mayo 14, 2011

Lo que faltaba...

Me indigna la utilización perversa del tema de la inmigración por parte de ciertos grupos políticos de Catalunya y España para obtener beneficios electorales, léase, votos.
Ahora además de usurpadoras de empleo y de recursos públicos, incívicas, detonadoras de crisis,  parias en trashumancia, provocadoras de nuevos colores y aromas  las personas extranjeras también somos transmisoras de enfermedades, plagas, bichos, epidemias, eternas leprosas.
¡Ya basta de utilizar políticamente a un colectivo humano ya bastante estigmatizado y excluido! 

lunes, mayo 09, 2011

Viaje

Junto a la puerta
transitan los días repetidos
un tren
un camino
y muchos años por volver.


En Versos en claroscuro, Barcelona, 2008, inédito. 

sábado, mayo 07, 2011

Leyendo a Stuart Mill

Sigo con la historia de las mujeres de Neiva. Y hoy estoy terminando la lectura de La Esclavitud femenina, un libro de J.Stuart Mill escrito en 1869.
¡Qué lucidez! ¡Qué hondura en sus planteamientos! ¡Qué lecciones de humanidad! 
En ese texto  nos deja reflexiones tan actuales como estás:

Sobre la desigualdad:

"La adopción del régimen de la desigualdad no ha sido nunca fruto de la deliberación, del pensamiento libre, de una teoría social o de un conocimiento reflexivo de los medios de asegurar la dicha de la humanidad o de establecer el buen orden de la sociedad y el Estado.  Este régimen proviene de que, desde los primeros días de la sociedad humana, la mujer fue entregada como esclava al hombre que tenía interés o capricho en poseerla (...) Lo que en los comienzos no era más que un hecho brutal, un abuso inicuo, llega a ser derecho legal, garantizado por la sociedad y apoyado y protegido por las fuerzas sociales que sustituyeron  a las luchas sin orden ni freno de la fuerza física".

Sobre el maltrato:

"La mujer es la única persona (aparte de los hijos) que, después de probado ante los jueces que ha sido víctima de una injusticia, se queda entregada al injusto, al reo. Por eso las mujeres apenas se atreven, ni aun después de malos tratamientos muy largos  y odiosos, a reclamar la acción de las leyes que intentan protegerlas; y si en el colmo de la indignación o cediendo a algún consejo recurren a ellas, no tardan en hacer cuanto es posible por ocultar sus miserias, por interceder en favor de su tirano y evitarle el castigo que merece."

Sobre la educación:

"Los amos de los demás esclavos cuentan, para mantener la obediencia con el temor que inspiran o con el que inspira la religión. Los amos de las mujeres exigen más que obediencia: así han adulterado, en bien de su propósito, la índole de la educación de la mujer, que se educa, desde la niñez, en la creencia de que el ideal de su carácter es absolutamente contrario al del hombre; se la enseña a no tener iniciativa, a no conducirse según su voluntad consciente, sino a someterse y ceder a la voluntad del dueño".

Sobre el poder y la libertad:

"El deseo del poder y el amor de la libertad están en perpetuo antagonismo. Donde la libertad es menor, la pasión ambiciosa es más ardiente y desenfrenada. La ambición de mando será siempre una fuerza que deprave a la especie humana, hasta que llegue el día en que todo individuo mande en sí mismo, ejercitando derechos legales que nadie le dispute; y esto sólo podrá suceder en países donde la libertad del individuo, sin distinción de sexos, sea una institución respetada, orgánica, indiscutible"

jueves, mayo 05, 2011

Hoy, en París, presentación de Le livre des adieux del poeta catalán Josep Anton Soldevila

El poeta catalán Josep Anton Soldevila presentará hoy en Le Cent, Etablissement Culturel Solidaire de París, a partir de las 19:30 horasLe livre des adieuxEste poemario ha sido traducido al francés por Blanca Massé y publicado por la editorial Comte D’aure.  La noticia completa se puede leer aquí

miércoles, mayo 04, 2011

La tierra en Colombia: entre la sangre y la esperanza

Por: Martha Cecilia Cedeño Pérez*
Hace algunos días pasaron en la televisión española un informe sobre el problema de la tierra en Colombia. Allí presentaron el testimonio de varias mujeres y hombres víctimas del despojo por parte de los actores de la guerra. Personas humildes y trabajadoras que un día tuvieron que abandonar su parcela, su vida, sus ilusiones por obra y gracia de los grupos de salvajes que asolan nuestros campos y pueblos.
En ese mismo informe se mostraba cómo ya son más de cuatro millones las personas desplazadas y más de cinco millones de hectáreas las usurpadas a los campesinos y campesinas. Cifra que por otra parte difiere de la presentada en el último informe del Programa de Protección de Tierras y Patrimonio de la Población Desplazada (PPTD) publicado en enero de 2011 que habla de más de ocho millones de hectáreas sustraídas  impunemente a la población rural. 
Cuando vi dicho reportaje no pude de dejar de recordar a mi propia familia. A mi padre que a finales de la década de los años 70 tuvo que abandonar su finca de Belén de los Andaquíes por voluntad de un grupo de delincuentes. Así, ante las notas amenazantes, las intimidaciones, las reses muertas y, sobre todo, el miedo por la seguridad de su prole no tuvo otro remedio que vender por cuatro pesos su parcela y emigrar.  Dejar abandonada la tierra en la que  había puesto sus ilusiones, sus esfuerzos, su sudor y su aliento.  Abandonar por siempre ese fragmento de vida que jamás recuperó.
Y es que el problema de la tierra en Colombia viene de lejos. De hecho la mayoría de los  conflictos del siglo XX y XXI tienen su origen en la tenencia de la tierra que no sólo es clave en la productividad de la economía rural sino que históricamente ha sido una gran fuente de poder político y por ello mismo de conflicto social. 
La situación de guerra permanente que ha vivido el país en los últimos 50 años  ha dejado en un profundo estado de vulnerabilidad al campesinado, por no decir, en una crítica situación humanitaria. Pues éste ha sido casi siempre víctima inerme de una guerra atroz en la que entre otras cosas, la élite pretende defender su poder político y económico a costa los derechos fundamentales, económicos, sociales, culturales y ambientales de quienes trabajan y viven la tierra.
Y la solución a esos graves problemas pasa por una reforma agraria de amplio espectro que asegure una repartición justa de la tierra y brinde unas condiciones de vida dignas a toda la población rural.   El programa de  restitución de tierras a las víctimas del despojo es un primer paso en ese sentido; no obstante, si no se acompaña con políticas serias para modificar la estructura de la tenencia de la tierra en nuestro país,  no servirá de nada.
Fotos:
1. Paisaje desde el coche trayecto Pitalito - San Agustín
2 y 3. Heliconias y frutos de café en el Parque Arqueológico de San Agustín 
4. Finca típica de la zona sur del Huila, Parque Arqeológico de San Agustín
(Marthacé, septiembre de 2010) 
*Columna semanal periódico EL Líder, Caquetá, Colombia