jueves, marzo 09, 2006

El mal ejemplo de Florentino Pérez

LA CRISIS DEL REAL MADRID
El mal ejemplo de Florentino
Por: Juan Carlos Ruiz Vásquez - www.lavanguardia.es

No quiero ser 'aguafiestas' en el momento más dulce que vive el conjunto azulgrana -ahora que ha dejado a un lado al Chelsea del prepotente Mourinho- pero estoy seguro de que más de un socio y seguidor del conjunto barcelonista se ha formulado las siguientes preguntas: ¿se podría dar en el futuro próximo o lejano del Barça la misma situación que ha vivido el Real Madrid? ¿se podría trasplantar el conflicto de egos de los ‘galacticos’ a la plantilla azulgrana? ¿incurrirá Joan Laporta en los mismos errores de Florentino Pérez de ‘maleducar’ a los jugadores?

De momento, Frank Rijkaard tranquiliza a los socios y seguidores afirmando que en el Barça no hay problemas de convivencia. “En el club es impensable que se produzca ahora mismo una situación similar”. El entrenador ha dicho recientemente ante los periodistas que “el buen ambiente en el vestuario del Camp Nou es sobre todo mérito de los jugadores. Quiero felicitarles, porque no sólo es importante tener calidad sino la dinámica del vestuario, el compañerismo y que cada jugador se sienta importante y esté dispuesto a ayudar”.

No olvidemos que el Barça también es un equipo plagado de estrellas y que no hay nada más corrosivo que el denominado ‘entorno’, que en muchas ocasiones perjudica y crea conflicto. Lo decía hace sólo algunos días el portero Víctor Valdés: "el principal rival del Barcelona es el propio Barcelona", al referirse al tramo final que tendrá que enfrentar el equipo de cara a conseguir la Liga y la Champions League.

Pienso, como muchos socios y seguidores, que esto que le ha sucedido al Real Madrid le tiene que servir al Barça como un ejemplo a no seguir. Se que muchos estarán de acuerdo, otros no porque pensarán que son dos equipos con contextos totalmente diferentes y que los problemas del uno no se podrán trasladar al otro. Pese a todo ello, si considero que hay factores para tener en cuenta.

Lo primero está claro: que la directiva -especialmente el presidente Joan Laporta- tiene que seguir guardando la distancia que ha mantenido hasta ahora con el vestuario y dejar en manos de de las personas que ha escogido para que gestionen todo lo relacionado con lo deportivo. Es decir, que sean el secretario técnico Txiki Begiristain y los entrenadores, encabezado por Frank Rijkaard, quienes tomen las decisiones en materia de contrataciones y bajas. Y que los directivos se encarguen del marketing, el posible patrocinio y todo lo relacionado con la parte administrativa.

Otro aspecto a tener en cuenta, tiene que ver con el manejo del vestuario. Aquí no hay ninguna duda que Rijkaard ha sabido darle la conducción adecuada, incluso en momentos en los que se ha visto desestabilizado por hechos externos. Para nadie es un secreto que uno de los factores del actual éxito del Barça ha sido el criterio y el buen rollo entre los entrenadores y los futbolistas.

Sin embargo, hay hechos que son muy difíciles de manejar. Y aquí me refiero a la vida personal de cada uno de los jugadores, como un elemento desestabilizador. O sino, que se lo pregunten a Ronaldo, Beckham, Roberto Carlos y el mismo ‘Guti’, quienes no han sabido manejar su vida personal con la prensa rosa. En este aspecto los jugadores del Barça se han mantenido alejados de toda polémica, a pesar de algunos hechos aislados protagonizados recientemente por Ronaldinho (haciendo de percusionista en la discoteca ‘Bikini’ detrás una máscara en una fiesta de Carnaval) y Márquez (relacionado por la prensa rosa con la modelo Jaidy Mitchell, la ex mujer de Alejandro Sanz). Dos hechos a los cuales Frank Rijkaard ha restado importancia, siendo fiel a sus principios de no vincular lo extradeportivo al manejo interno del vestuario.

Los egos desbordados de ‘los galácticos’

Sin lugar a dudas un hecho que hizo volar en mil pedazos el vestuario del Real Madrid fue ‘La rebelión de los egos desbordados’, como bien tituló el periodista de ‘La Vanguardia’, Carlos Novo, en un artículo para la Revista Dominical.

“Esa es una de las características del Madrid, la desunión de una plantilla donde casi nadie es amigo de nadie y donde los celos profesionales son moneda común”, añade el artículo.

Salidas en falso, como la protagonizada por Ronaldo en vísperas del partido frente al Arsenal en la presente Copa de Europa y la consiguiente respuesta del capitán Raúl González que tildó al brasileño de personalista al decirle que "Ronaldo pensó en él y enturbió la magia de la Champions", son las pruebas más fehacientes de que ese vestuario es un ‘hervidero’.

Luis Figo, que era uno de los consentidos de Florentino Pérez, tan pronto fichó por el Inter de Milán y ya lejos del Santiago Bernabeu, criticó a sus compañeros y la política del Real Madrid en una entrevista en La Gazzetta dello Sport. En uno de los apartes, el portugués dijo: "su filosofía no es ganar, sino pasear el nombre por todo el mundo. Han creado una cosa casi monstruosa".

¿Pero, qué hay de los egos en el conjunto azulgrana?

Como ya lo he reseñado, Frank Rijkaard ha salido al paso y ha restado importancia a esta situación. Considera que “el contraste entre Real Madrid y el Barça es fuerte”. Para ello pone como ejemplo a Ronaldinho, de quien dice “Es una gran estrella mundial, pero es muy sencillo en el vestuario. Siempre tiene alegría y no se comporta como un 'crack', aunque lo es”.

Frente a los efectos que podría tener en ese buen ambiente el fichaje del francés Thierry Henry, el entrenador azulgrana asegura que no lo ve como un problema. “Hablar y explicarlo todo es la clave”, especialmente al goleador, Samuel Eto’o. Lo que no sabemos es cómo se lo tomaría el propio camerunés, cuando ya en alguna ocasión ha expresado que podría ser un jugador mucho más reconocido en el mundo si fuera brasileño y mucho más si se llamara “Eto’oninho”.

La relación con la prensa

Por último, no olvidar la relación con los medios de comunicación. Este hecho, aunque para algunos sea insignificante, también contribuyó al desmoronamiento del imperio creado por Florentino Pérez. Poco a poco, el máximo dirigente del Real Madrid fue creando enemigos en los medios de comunicación, sencillamente porque no opinaban cómo él, o porque no hacían parte de la ‘corte de aduladores’ de su gestión.

Pues bien, la crítica en muchas ocasiones ayuda a percibir los errores y a enmendarlos en su momento oportuno. Y no hay nada más antidemocrático que poner mordazas a la prensa. Esto lo cito, también para la dirigencia del Barça. Pero lo digo no porque hayan existido casos concretos de persecución a la prensa, como si pasó con Florentino Pérez y José María García en Onda Cero. Sino que lo cito por la transparencia que hay que tener primero frente a los electores, (quienes han permitido que estén en estos momentos en los cargos) y segundo frente a los medios de comunicación, que son los canales por medio de los cuales se conoce lo bueno y lo malo que hace la junta directiva.

Señores dirigentes del Barça, que les sirva de ejemplo el ‘caso Florentino’, para que sepan lo que no deben hacer. Por mala que sea la gestión, los socios y seguidores del FC Barcelona, reclaman sinceridad y transparencia.
..................
Juan Carlos Ruiz Vásquez además de ser mi esposo, es periodista de la Vanguardia Digital
Publicar un comentario